Call of Duty es una Psyops del Gobierno de EEUU «Cuidadosamente Contruida»…

Fuente: https://tarcoteca.blogspot.com/2022/11/call-of-duty-es-una-psyops-del-gobierno.html                                                   Pablo Heraklio                                                                  tarcoteca@riseup.net                                                             jueves, 24 de noviembre de 2022

TARCOTECA contrainfo

Call of Duty es una Psyops del Gobierno de EEUU «Cuidadosamente Contruida»: Documentos que lo prueban – MintPressNews

«Call of Duty no es un videojuego neutral, sino una pieza cuidadosamente construida de propaganda militar» Alan MacLeod

El artículo muestra cómo la CIA se infiltra a través de los resortes culturales para practicar su Guerra Cognitiva. Dentro de la Guerra Hibrida situamos el Dominio cognitivo, cuyo ámbito es la información y comunicaciones. La Guerra Cognitiva trata de alterar la percepción de cada una de las personas, y en último término Influenciar.
Esta información se articula en narrativas, que al secuenciarse dan lugar a campañas cognitivas. Los distintos sevicios secretos compiten con imponer su narrativa en una auténtica guerra cultural. La Batalla Cultural, una batalla por nuestra percepción y posición en el mundo, la cósmvisión. Ejemplo de esta Batalla cultural por la cognición son el blanqueo/ imputación de crímenes, sofocación/ provocación de revueltas populares, revisionismo histórico o el adoctrinamiento fundamentalista.

Los videojuegos son tan importante en este esquema que hacen que figuras destacadas de la CIA, finanzas y partidos políticos se sienten en sus juntas directivas. Se podría decir que Activision Blizzar es una sucursal de la CIA.

Salud! PHkl/tctca
______________

Traducción tarcoteca – Call of Duty is a Government Psyop: These Documents Prove It – MintpressNews 18.11.2022 por Alan MacLeod

Call of Duty: Modern Warfare II fue lanzado hace menos de 3 semanas, pero ya está moviendo el oleaje. Rompiendo récords, en solo 10 días, el videojuego  shooter militar, de disparos en primera persona, obtuvo más de 1000 millones $ en ingresos.

Sin embargo, también ha estado envuelto en controversia, sobre todo porque las misiones incluyen asesinar a un general iraní claramente basado en Qassem Soleimani, un estadista y líder militar asesinado por la administración Trump en 2020, y un nivel en el que los jugadores deben disparar a los «traficantes de drogas» que intentan cruzar la frontera entre Estados Unidos y México.
La franquicia Call of Duty es un gigante del entretenimiento que ha vendido cerca de 500 millones de juegos desde su lanzamiento en 2003. Su editor, Activision Blizzard, es un gigante en la industria, detrás de títulos como Guitar Hero, Warcraft, Starcraft, Serie Tony Hawk’s Pro Skater, Crash Bandicoot y Candy Crush Saga.
Sin embargo, una investigación más cercana del personal clave de Activision Blizzard y sus conexiones con el poder estatal, así como los detalles obtenidos de los documentos obtenidos bajo la Ley de Libertad de Información, revelan que Call of Duty no es un shooter neutral en primera persona, sino una pieza cuidadosamente construida. de propaganda militar, diseñada para promover los intereses del estado de seguridad nacional de los Estados Unidos.

Complejo Militar de Entretenimiento

Durante mucho tiempo ha sido un asunto de dominio público que los espías estadounidenses han atacado y penetrado en los juegos de Activision Blizzard. Los documentos publicados por Edward Snowden revelaron que la NSA, la CIA, el FBI y el Departamento de Defensa se infiltraron en vastos reinos en línea como World of Warcraft, creando personajes ficticios para monitorear posibles actividades ilegales y reclutar informantes. De hecho, en un momento dado, había tantos espías de EEUU en un videojuego que tuvieron que crear un grupo de «desconflicto» [WoW y Second Life] ya que perdían el tiempo sin saberlo vigilandose entre los espías mismos. Los juegos virtuales, escribió la NSA, eran una «oportunidad» y una «red de comunicación rica en objetivos».
Sin embargo, los documentos obtenidos legalmente bajo la Ley de Libertad de Información por el periodista e investigador Tom Secker [Spyculture.com] y compartidos con MintPress News muestran que las conexiones entre el estado de seguridad nacional y la industria de los videojuegos van mucho más allá y se convierten en una colaboración activa.
Del 10 al 12 de septiembre de 2018, por ejemplo, la Fuerza Aérea de los Estados Unidos llevó a un grupo de ejecutivos de entretenimiento, incluida la productora de Call of Duty/Activision Blizzard, Coco Francini, a un Tour su sede en Hurlburt Field, Florida. La razón explícita para hacerlo, escribieron, era «mostrar» su hardware y hacer que la industria del entretenimiento fuera una «defensora más creíble» de la maquinaria de guerra de EEUU.
“Tenemos un montón de gente trabajando en futuros éxitos de taquilla (piense en Marvel, Call of Duty, etc.) entusiasmados con este viaje”. Escribió [DOC] un oficial de la Fuerza Aérea.
Otro correo electrónico señala que el objetivo de la visita era proporcionar a los productores de «grandes éxitos» de una «inmersión en el AFSOC [Comando de Operaciones Especiales de la Fuerza Aérea] centrada en los equipos de Tácticas Especiales del ejército del áire y las capacidades aire-tierra».
“Esta es una gran oportunidad para educar a esta comunidad, y convertirlos en promotores nuestros más creíbles en la producción de futuras películas/producciones de televisión sobre la Fuerza Aérea y nuestra comunidad de Tácticas Especiales”, escribió el jefe de relaciones comunitarias de AFSOC.
A Francini y otros se les mostraron helicópteros CV-22 y aviones AC-130 en acción, los cuales tienen una gran presencia en los juegos de Call of Duty.
Sin embargo, la colaboración de Call of Duty con los militares se remonta mucho más atrás. Los documentos muestran que el Cuerpo de Marines de los Estados Unidos (USMC) estuvo involucrado en la producción de Call of Duty: Modern Warfare 3 y Call of Duty 5.
Los productores de los juegos se acercaron al USMC en la convención de entretenimiento E3 2010 en Los Ángeles, solicitando acceso a aerodeslizadores (vehículos que aparecieron más tarde en el juego). Los ejecutivos de Call of Duty 5 también solicitaron el uso de un aerodeslizador, un tanque y un avión C-130.
Esta colaboración continuó en 2012 con el lanzamiento de Modern Warfare 4, donde los productores solicitaron acceso a todo tipo de vehículos aéreos y terrestres.
Tom Secker contó a MintPress que, al colaborar con la industria del juego, el ejército garantiza una imagen positiva que puede ayudarlo a alcanzar los objetivos de reclutamiento, afirmando que,
«Para ciertos grupos demográficos de jugadores, es un portal de reclutamiento, algunos juegos de disparos en primera persona tienen anuncios integrados dentro de los propios juegos… Incluso sin este tipo de esfuerzo explícito de reclutamiento, juegos como Call of Duty hacen que la guerra parezca divertida, emocionante, un escape de la monotonía de sus vidas normales”.
El documental de Secker, «Teatros de guerra: cómo el Pentágono y la CIA tomaron Hollywood» 5.5.2022 se estrenó a principios de este año.

El ejército tenía claramente una influencia directa sobre la dirección de los juegos de Call of Duty.En 2010, sus productores se acercaron al Departamento de Defensa (DoD) para pedir ayuda en un juego ambientado en 2075. Sin embargo, el enlace del DoD «expresó su preocupación de que el escenario que se está considerando implica una guerra futura con China«. Como resultado, Activision Blizzard comenzó a “buscar otros posibles conflictos para diseñar el juego”. Al final, debido en parte a las objeciones militares, el juego se abandonó definitivamente.»Call of CIA»: La CIA es la Dirección de Activision BlizzardFrances Townsend, de Abu Grahib a los Shooter

Activision Blizzard no solo trabaja con el ejército de EEUU para dar forma a sus productos, sino que su junta de liderazgo también está llena de ex altos funcionarios estatales.

La principal de ellas es Frances Townsend, asesora principal de Activision Blizzard y, hasta septiembre, su directora de cumplimiento y vicepresidenta ejecutiva de asuntos corporativos. Antes de unirse a Activision Blizzard, Townsend pasó su vida trabajando para ascender en los peldaños en la Seguridad del Estado. Anteriormente se trabajó como jefe de inteligencia de la Guardia Costera y como adjunta de contraterrorismo de la Secretaria de Estado Condoleezza Rice, en 2004, el presidente Bush la nombró miembro de su Junta Asesora de Inteligencia.
Como asesor principal de la Casa Blanca sobre terrorismo y seguridad nacional, Townsend trabajó en estrecha colaboración con Bush y Rice, y se convirtió en uno de los rostros de la guerra contra el terrorismo de la administración [en ruedas de prensa]. Uno de sus principales logros fue azotar al público estadounidense a un constante estado de terror por la supuesta amenaza de más ataques de Al-Qaeda en territorio de Estados Unidos (que nunca se produjeron).
Como parte de su trabajo, Townsend ayudó a popularizar el término «técnicas de interrogatorio mejoradas«, un eufemismo de la era Bush para la torturar a los detenidos.
Peor aún, el teniente coronel Steven L. Jordan, el oficial a cargo de la notoria prisión de Abu Ghraib, alegó que Townsend lo presionó para que aumentara el programa de torturas, recordándole “muchas, muchas veces” que necesitaba aumentar los resultados de inteligencia de la cárcel iraquí.
Townsend ha negado estas acusaciones. Posteriormente también condenó las “ataduras” y la “humillación” en torno a Abu Ghraib. Sin embargo, no se refería a los prisioneros. En una entrevista con CNN, lamentó que “estos profesionales de carrera”, torturadores de la CIA, hayan sido objeto de “humillación y oprobio” después de que se hicieran públicos los detalles de sus actividades, lo que significa que las futuras administraciones estarían “maniatadas” por el miedo a la mala publicidad de los malos tratos, mientras que la comunidad de inteligencia se volvería más “reacia al riesgo”.
Durante la administración de Trump, Townsend recibió fuertemente sugestnada para convertirse en Director de Inteligencia Nacional o Secretario de Seguridad Nacional. El presidente Trump también se acercó a ella para el papel de directora del FBI. En cambio, sin embargo, Townsend tomó un desvío profesional aparentemente incongruente para convertirse en ejecutivo de una compañía de videojuegos.
Además de esta función, Townsend es
-directora de la rama de la OTANel Consejo Atlántico,
-fideicomisaria del grupo de expertos de línea dura, el Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales, un grupo que MintPress News ha previamente cubierto en detalle.

Atlantic Council – Entran los Planificadores de Guerra

Financiado por compañías de armas, la OTAN y el gobierno de los EEUU, el Atlantic Council sirve como el cerebro de la alianza militar, diseñando estrategias sobre la mejor manera de administrar el mundo. También en su junta directiva se encuentran altos estadistas como Henry Kissinger y Conzoleezza Rice, prácticamente todos los generales estadounidenses retirados destacados y no menos de siete ex directores de la CIA. Como tal, el Atlantic Council representa la opinión colectiva del estado de seguridad nacional.

Chance Glasco

Otros dos empleados clave de Call of Duty también trabajan para el Atlantic Council. Chance Glasco, cofundador de los desarrolladores de Infinity Ward que supervisó el rápido ascenso de la franquicia del juego, es el miembro sénior no residente del consejo y asesora a los principales generales y líderes políticos sobre los últimos avances tecnológicos. [También investigador principal en el Centro de Resiliencia de la Fundación Adrienne Arsht-Rockefeller]

Dave Anthony

El diseñador y productor de juegos Dave Anthony, crucial para el éxito de Call of Duty, también es asistente del Atlantic Council y se unió al grupo en 2014. Allí, les asesora sobre cómo será el futuro de la guerra y diseña estrategias para que la OTAN luche en próximos conflictos.
Anthony no ha ocultado que colaboró ​​con el estado de seguridad nacional de EEUU mientras creaba la franquicia Call of Duty. “Mi mayor honor fue consultar con el teniente. El Coronel Oliver North sobre la historia de Black Ops 2”, declaró públicamente, y agregó: Hay tantos pequeños detalles que nunca hubiéramos sabido si no fuera por su participación”.
Oliver North es un alto funcionario de la CIA que se ganó la infamia mundial después de ser condenado por su papel en el asunto Irán-Contra, mediante el cual su equipo vendió armas en secreto al gobierno de Irán, usando el dinero para armar y entrenar a los escuadrones de la muerte fascistas en América Central; grupos que intentó derrocar al gobierno de Nicaragua y llevó a cabo oleadas de masacres y limpieza étnica en el proceso.

Republicanos de Alquiler

Brian Bulatao

Otra contratación sorprendente es el director de administración de Activision Blizzard, Brian Bulatao. Excapitán del Ejército y consultor del bufette McKinsey & Company, hasta 2018, fue director de operaciones de la CIA, colocadse como tercero al mando de la agencia. Cuando el director de la CIA, Mike Pompeo, pasó al Departamento de Estado y se convirtió en el secretario de Estado de Trump, Bulatao lo acompañó y fue nombrado subsecretario de Estado para la Dirección.
Allí, según algunos relatos, se desempeñó como el “perro de ataque” personal de Pompeo, y sus antiguos colegas lo describieron como un “matón” que llevaba una “nube de intimidación” al lugar de trabajo, presionándolos repetidamente para que ignoraran las posibles ilegalidades que ocurrían en el departamento. Por lo tanto, no está claro si Bulatao es el hombre indicado para mejorar el ambiente de trabajo notoriamente «tóxico» de Activision Blizzard, que provocó que docenas de empleados dimitieran en masa el verano pasado.
Después de la derrota electoral de la Administración Trump, Bulatao pasó directamente del Departamento de Estado a los niveles más altos de Activision Blizzard, a pesar de no tener experiencia en la industria del entretenimiento.

Grant Dixton

El tercer funcionario de alto rango republicano que Activision Blizzard ha reclutado para sus altos cargos es Grant Dixton. Entre 2003 y 2006, Dixton trabajó como abogado asociado del presidente Bush, aconsejándolo sobre muchas de las actividades legales más controvertidas de su administración (como la tortura y la rápida expansión del estado de vigilancia). Abogado de oficio, más tarde pasó a trabajar para la Armamentística Boeing, llegando a convertirse en su vicepresidente senior, consejero general y secretario corporativo. En junio de 2021, dejó Boeing para unirse a Activision Blizzard como director legal.

Brett Wahlin y  Angela Alvarez

Otros ejecutivos de Activision Blizzard con experiencia en seguridad nacional incluyen al vicepresidente sénior y director de seguridad de la información, Brett Wahlin [jefe de ciberseguridad], quien fue agente de contrainteligencia del Ejército de EEUU, y a la jefa de personal, Angela Alvarez, quien, hasta 2016, fue especialista en operaciones químicas del Ejército.
Que el mismo gobierno que se infiltraba en los juegos hace 10 o 15 años ahora tenga tantos ex funcionarios que controlan las mismas compañías de juegos plantea serias dudas sobre la privacidad y el control estatal sobre los medios, y refleja la penetración estatal de seguridad nacional en las redes sociales que se ha producido durante los últimos años. mismo plazo.

Revisionismo y Adoctrinamiento: Celebrando Asesinatos

Estas profundas conexiones con el estado de seguridad nacional de EEUU tal vez puedan ayudar a explicar en parte por qué, durante años, muchos se han quejado del flagrante pro-estadounidense. propaganda que aparece a lo largo y ancho de los videojuegos.

Soleimani

La última entrega, Call of Duty: Modern Warfare II, no es una excepción. En la primera misión del juego, los jugadores deben realizar un ataque con drones contra un personaje llamado General Ghorbrani. La misión es obviamente una recreación del ataque ilegal con drones de la administración Trump en 2020 contra el general iraní Qassem Soleimani; el general en el juego incluso tiene un parecido sorprendente con Soleimani.
Call of Duty: Modern Warfare II ridículamente presenta al general bajo el control de Rusia y afirma que Ghorbrani está «suministrando ayuda a los terroristas«. En realidad, Soleimani fue la fuerza clave para derrotar al terror de ISIS [franquicia de la CIA] en todo el Medio Oriente, acciones por las cuales incluso los medios occidentales lo declararon un «héroe». Las encuestas realizadas por EEUU encontraron que Soleimani era quizás el líder más popular en el Medio Oriente, con más del 80% de los iraníes que tienen una opinión positiva de él.
Inmediatamente después del asesinato, el Departamento de Estado de Pompeo planteó la falsedad de que la razón por la que mataron a Soleimani fue que estaba a punto de llevar a cabo un ataque terrorista contra los estadounidenses. En realidad, Soleimani estaba en Bagdad, Irak, para conversaciones de paz con Arabia Saudita.
Estas negociaciones podrían haber llevado a la paz entre las dos naciones, algo contra lo que el gobierno de los Estados Unidos está totalmente en contra. El entonces primer ministro iraquí, Adil Abdul-Mahdi, reveló que personalmente le había pedido permiso al presidente Trump para invitar a Soleimani. Trump estuvo de acuerdo, luego aprovechó la oportunidad para llevar a cabo el asesinato.
Por lo tanto, así como Activision Blizzard está reclutando a altos funcionarios del Departamento de Estado para sus rangos superiores, sus juegos celebran los asesinatos más controvertidos del mismo Departamento de Estado.

Fidel Castro

Sin embargo, esta no es la primera vez que Call of Duty ordena a jóvenes jugadores impresionables que maten a líderes extranjeros. En Call of Duty Black Ops (2010), los jugadores deben completar una misión para asesinar al líder cubano Fidel Castro. Si logran dispararle en la cabeza, son recompensados ​​con una escena extra sangrienta a cámara lenta y obtienen un trofeo de bronce «Muerte a los dictadores». Así, los jugadores se ven obligados a realizar digitalmente lo que Washington no logró en más de 600 ocasiones.
Una misión de «Call of Duty: Black Ops» hace que los jugadores asesinen a un rehén Fidel Castro

Hugo Chávez

Asimismo, «Call of Duty: Ghosts» se desarrolla en Venezuela, donde los jugadores luchan contra el General Almagro, un líder militar socialista claramente inspirado en el expresidente Hugo Chávez. Al igual que Chávez, Almagro usa una boina roja y usa la riqueza petrolera de Venezuela para forjar una alianza de naciones latinoamericanas independientes contra los EEUU. Washington intentó derrocar a Chávez y su sucesor, Nicolás Maduro, varias veces. Durante la sexta misión del juegolos jugadores deben disparar y matar a Almagro a corta distancia.

Revisionismo: Masacre de la Carretera de la Muerte, Irak 1991

La propaganda antirrusa también se convierte en Call of Duty: Modern Warfare (2019). Una misión recrea el infame incidente de la Carretera de la Muerte [durante la Guerra del Golfo 91]. Durante la Primera Guerra de Irak, las fuerzas lideradas por Estados Unidos atraparon a las tropas iraquíes que huían en la autopista 80. Lo que siguió fue lo que el entonces presidente del Estado Mayor Conjunto, Colin Powell, describió como «asesinatos sin sentido» y «masacre por el bien de la matanza» cuando las tropas estadounidenses y sus aliados aporrearon el convoy iraquí durante horas, matando a cientos y destruyendo miles de vehículos. Según los informes, las fuerzas estadounidenses también dispararon contra cientos de civiles iraquíes y soldados rendidos a su cuidado.
Call of Duty: Modern Warfare recrea esta escena para lograr un efecto dramático. Sin embargo, en su versión, no son las fuerzas lideradas por Estados Unidos las que están matando, sino Rusia, lo que encubre un crimen de guerra al culpar a los enemigos oficiales.
Una misión en “Call of Duty: Modern Warfare” hace que los jugadores recreen la infame carretera de la muerte
“Call of Duty, en particular, ha sido señalado por recrear eventos reales como misiones de juego y manipularlos con fines geopolíticos”, dijo Secker a MintPress, refiriéndose a la Carretera de la Muerte, y agregó:
«En una cultura en la que la exposición de la mayoría de las personas a los juegos (y películas, programas de televisión, etc.) es mucho mayor que su conocimiento de los acontecimientos históricos y actuales, estas manipulaciones ayudan a enmarcar las reacciones emocionales, intelectuales y políticas de los jugadores. Esto les ayuda a convertirse en defensores más generales del militarismo, incluso si no se inscriben así formalmente”.
El último libro de Secker, «Superheroes, Movies and the State: How the U.S. Government Shapes Cinematic Universes«, se publicó a principios de este año.

Objetivo último: Reclutamiento

En la era digitalizada actual, los mundos de la guerra y los videojuegos se parecen cada vez más. Muchos han comentado las similitudes entre pilotar drones en la vida real y en juegos como Call of Duty 4: Modern Warfare. El príncipe Harry, que fue artillero de helicópteros en Afganistán, describió su «alegría» al disparar misiles a los enemigos. “Soy una de esas personas a las que les encanta jugar PlayStation y Xbox, así que con mis pulgares me gusta pensar que probablemente soy bastante útil”, dijo Theguardian.com 21.6.2013. “Si hay personas tratando de hacerles cosas malas a nuestros muchachos, los sacaremos del juego”, agregó, comparando explícitamente las dos actividades. Las fuerzas de EEUU incluso controlan drones con controladores de Xbox, difuminando aún más las líneas entre los juegos de guerra y los juegos de guerra.
El ejército también ha producido directamente videojuegos como herramientas de promoción y reclutamiento. Uno es un juego de la Fuerza Aérea de los EEUU llamado Airman Challenge, con 16 misiones para completar, intercaladas con hechos e información de reclutamiento sobre cómo convertirte en un operador de drones. En sus últimos intentos de comercializar el servicio activo para los jóvenes, los jugadores se mueven a través de misiones escoltando vehículos estadounidenses a través de países como Irak y Afganistán, repartiendo muerte desde arriba a todos aquellos designados como «insurgentes» por el juego.
Los jugadores ganan medallas y logros por destruir objetivos con los movimiento más efectivos. Mientras tanto, hay un prominente botón de «solicitar ahora» en la pantalla si los jugadores tienen ganas de alistarse y realizar ataques reales con drones en el Medio Oriente.

Conclusiones

Las Fuerzas Armadas de EEUU utilizan la popularidad de los videojuegos para reclutar a muchos jóvenes, patrocinando torneos de juegos, presentando su propio equipo de deportes electrónicos del Ejército de EEUU e intentando reclutar adolescentes directamente en los sitios de transmisión como Twitch. La plataforma propiedad de Amazon finalmente tuvo que tomar medidas drásticas contra la práctica después de que el ejército usó premios falsos que atrajeron a los espectadores jóvenes impresionables a los sitios web de reclutamiento.
Los videojuegos son un negocio masivo y un gran centro de poder blando e ideología. El medio hace una propaganda particularmente persuasiva porque los niños y adolescentes los consumen, a menudo durante semanas o meses, y porque son un entretenimiento ligero. Por eso, los usuarios no tienen la guardia alta como si estuvieran escuchando hablar a un político. Su poder es a menudo pasado por alto por académico y periodistas debido a la supuesta frivolidad del medio. Pero es la noción misma de que estas son fuentes de diversión sin importancia lo que hace que su mensaje sea aún más potente.
La franquicia Call of Duty es particularmente atroz, no solo en sus mensajes, sino también por quiénes son los mensajeros.
Cada vez más, los juegos parecen ser poco más que propaganda estadounidense disfrazada de divertidos juegos de disparos en primera persona. Para los jugadores, el punto es disfrutar de su entretenimiento de ritmo rápido. Pero para quienes participan en su producción, el objetivo no es solo ganar dinero; se trata de servir a la máquina de guerra imperial.
Publicado 24.11.2022, última edición 25.11.2022
____________

Para Saber más

«Teatros de guerra: cómo el Pentágono y la CIA tomaron Hollywood» 5.5.2022 por  Tom Secker en https://vimeo.com/ondemand/theatersofwar
____

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.