Un dron kamikaze ruso logra impactar contra un buque ucraniano

Fuente: https://mpr21.info/un-dron-kamikaze-ruso-logra-impactar-contra-un-buque-ucraniano/                                              mpr21

Por primera vez desde el inicio de la Guerra de Ucrania, el viernes de la semana pasada un dron kamikaze ruso Lancet ha impactado contra un buque ucraniano. Según el sitio web Naval News, la embarcación fue alcanzada en las aguas del embalse de Kajovka, que da acceso a Jerson.

La agencia de noticias RIA Novosti ha publicado un vídeo en el que se ve cómo una familia de drones Lancet golpea con éxito una patrullera ucraniana de la clase Gyurza-M, una familia de lanchas cañoneras diseñadas para patrullar puertos, ríos, lagos, aguas territoriales y otras zonas aisladas del territorio ucraniano.

Los Lancet también se utilizan para destruir tanques y otros vehículos blindados. Pero nada escapa a los drones kamikaze rusos: centrales eléctricas, puentes, tanques, artillería y ahora buques de guerra.

El ataque a la patrullera ucraniana es el primer éxito de un dron kamikaze contra un buque militar. El Lancet es uno de los aviones de este tipo más utilizados por Moscú.

Otros vídeos muestran ataques de Lancet contra diversos objetivos, como sistemas de defensa aérea S-300, tanques, artillería, camiones, obuses y sistemas de radar. La aeronave, fácilmente reconocible por sus aletas en forma de X, ha sido mejorada recientemente. Ahora es capaz de transportar una carga explosiva de 5 kilos y volar a más de 110 kilómetros por hora en un radio de unos 40 kilómetros.

La carga explosiva del Lancet es una ojiva hueca que concentra su energía en un estrecho chorro perforante que atraviesa el objetivo y sale por el otro lado. Eso permite al dron destruir objetivos fuertemente blindados, como los tanques.

La empresa Zala Aerogroup, que forma parte del holding de la defensa Kalashnikov fabrica drones Lancet en serie. Es un pilar importante de la estrategia de Moscú, ya que también fabrica el dron kamikaze Kub.

El Kub no sólo está diseñado para explotar sobre un enemigo, sino que también es capaz de llevar a cabo misiones de vigilancia y reconocimiento. La pequeña aeronave de vuelo bajo está diseñada para ser lanzada por las tropas sobre el terreno y no requiere grandes infraestructuras, como rampas de lanzamiento o pistas aterrizaje.

El uso del Kub preocupa especialmente al ejército ucraniano. Además de enfrentarse a los drones clásicos, las tropas de Kiev deben considerar ahora cada dispositivo autónomo enemigo como un potencial dron suicida, capaz de lanzarse sobre los soldados y detonar una carga mortal en cualquier momento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.