Buenos alumnos del maestro

Fuente: https://forocontralaguerra.org/https://elterritoriodellince.blogspot.                                                                     martes, 10 de abril de 2018

Hitler siempre tuvo una obsesión: la supresión de todo aquello que se pudiese comprobar que era verdad y que, por consiguiente, fuese letalmente efectivo contra su gobierno. Las derrotas sufridas por la Wehrmacht en la Unión Soviética eran sistemáticamente ocultadas hasta que la derrota de Stalingrado lo hizo imposible. Hitler lo llamaba “la gran mentira”.

Los muy “democráticos” gobiernos occidentales, encabezados por EEUU, se están comportando hoy exactamente igual: son buenos alumnos de su maestro. Expertos en “la gran mentira”, la esparcen ocultando el olor a mierda que llega desde el régimen fascista de Israel masacrando a palestinos desarmados en un tiro al blanco más fácil que a los conejos; el olor a mierda que llega desde Gran Bretaña con el cuento para niños del envenenamiento de supuestos espías; el olor a mierda que llega desde EEUU por los problemas de Trump con sus amantes o supuestas amantes; el olor a mierda que llega desde Francia por la ejemplar lucha de los ferroviarios a quienes se equipara a terroristas; el olor a mierda que llega desde Arabia Saudita con los constantes ataques hutíes contra sus tropas de ocupación; el olor a mierda que llega desde Occidente en pleno desde que el 26 de marzo China puso en marcha el petroyuan.

“La gran mentira” es el supuesto ataque químico en Guta. Cuando el gobierno sirio ha ganado la guerra a nadie en su sano juicio se le ocurriría una acción semejante. La provocación es tan burda que no merece ni siquiera un comentario. Pero “la gran mentira” se esparce y apoyándose en “la gran mentira” se oculta todo lo demás. Hitler está contento. Tiene muy buenos alumnos y todos, sin excepción, están en Occidente. No hay nada como los “valores democráticos” occidentales.

Todo lo que está ocurriendo estos días tiene como epicentro el terremoto iniciado por China con el petroyuan. El dólar siente su debilidad y nada para recuperarlo como una guerrita por aquí y por allá. El muy “democrático” Occidente es muy valiente atacando países débiles. Es su esencia, su razón de ser. Tal vez ataque a Siria, aunque yo no lo creo por ahora. Igual me equivoco de medio a medio porque el hatajo de locos de que hablaba en EEUU se ha extendido como la peste y ya llega a todo Occidente. Locos y fascistas, buenos alumnos de su maestro Hitler. Muy, pero que muy peligrosos. Cada vez más.

Os dije que el presidente chino iba a hablar en la reunión del Foro de Boao y que iba a anunciar la postura de China respecto a la guerra económica con EEUU. Ha sido mucho más conciliador de lo que yo esperaba, pero aún así ha dejado claro que los chinos no se van a arredrar en caso de ir más allá de lo que ya se ha ido.

Ha abogado por el libre comercio, situando ahora a China como el país garante del mismo tras el proteccionismo de EEUU, y ha dicho que “China está buscando posicionarse como el líder emergente del libre comercio”. Es decir, que sí que se plantea la sustitución de EEUU como el país sobre el que pivotará todo el siglo XXI aunque, muy a lo chino, ha dicho que va a hacerlo “sin participar en conflictos y buscando aliados”. Xi Jinping dijo que tiene que haber una “colaboración estratégica de toda Asia” (sic), poniendo como modelo la Nueva Ruta de la Seda, y que ello tiene que mostrar el creciente poder de China en la región y obtener el apoyo de la comunidad internacional.

Mientras Xi hace este discursito, digamos “conciliador” puesto que no ha sido tan duro como se esperaba, parece que China no se ha quedado quietecita. Hoy en EEUU hay una cierta sensación de que los chinos han dejado de comprar bonos del Tesoro, lo que no es tan letal para EEUU como vender los que ya tiene pero eso significa que EEUU se ha financiado un poco menos que otras veces. o bastante menos, para ser exacto, puesto que China es su principal comprador. En caso de vender, China ataca directamente a EEUU. Al no comprar, sólo le perjudica gravemente aunque sin llegar a un ataque devastador. Es una muestra de hasta dónde puede llegar si no hay negociaciones, que es lo que ha venido a proponer Xi en su discurso.

China ha dado un “golpe de precisión”, Xi ha recordado que está listo para hablar pero en pie de igualdad y que de sumisión, nada de nada. Eso ya pasó. Se ha ido para siempre.

China ha atacado, con sus aranceles, a la base social de Trump, los agricultores, que ya están sintiendo las pérdidas y pagando costosos anuncios en televisión contra “la guerra comercial”. Eso sólo se puede parar con una guerrita que vuelva a aglutinar el sentimiento patriótico estadounidense, de ahí las amenazas a Siria.

Y mira tú por dónde pasan cosas como éstas:

Dice que Rusia ha interferido los drones que EEUU utiliza en Siria y que lo ha hecho después del cuento del ataque químico y que eso “afecta seriamente a las operaciones militares”. Y, por supuesto, Rusia dice que no ha hecho nada de eso.

Dice que Rusia ha puesto todas sus tropas en alerta de combate.

Quedaos con la que más os guste o con ninguna. Para buenos alumnos del maestro Hitler ya están los países “democráticos” occidentales y su grandes mentiras.

El Lince

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *