La guerra de Etiopía en Tigray corre el riesgo de borrar siglos de historia

Fuente: https://www.afribuku.com/la-guerra-de-etiopia-en-tigray-corre-el-riesgo-de-borrar-siglos-de-historia/                                05.04.22      

La guerra de Etiopía en Tigray corre el riesgo de borrar siglos de historia

18 Ethiopian Mosque Videos and HD Footage - Getty Images

Desde noviembre de 2020, Etiopía conoce un conflicto armado que además de provocar miles de muertes y de desplazamientos de la población civil, se ha ensañado con lugares patrimoniales, religiosos y culturales de un valor inestimable. El investigador etíope Hagos Abrha Abay nos cuenta en este artículo cuáles están siendo las mayores pérdidas históricas de esta guerra.

Autor: Hagos Abrha Abay

La carnicería humana y la destrucción del patrimonio en la región etíope de Tigray que comenzó en noviembre de 2020 ha sido devastadora. Miles de personas han muerto, millones han sido desplazadas y varios monumentos históricos han sido dañados por las fuerzas invasoras en el norte del país de África Oriental.

El primer ministro etíope, Abiy Ahmed, lanzó una campaña militar contra el Frente de Liberación Popular de Tigray el 4 de noviembre de 2020. Mientras las tropas del ejército etíope y de Eritrea, así como los grupos de milicianos amhara, atacan brutalmente a los civiles, también han destruido lugares religiosos, históricos y culturales de inmenso valor. Algunos de los daños causados a estos lugares se han documentado a través de las llamadas realizadas por la población de Tigray mediante teléfonos por satélite.

Los lugares patrimoniales de la región han sido atacados deliberadamente. Para valorar el peso de estos ataques, es necesario comprender el papel y la influencia de la iglesia en Etiopía.

La iglesia sustenta las reivindicaciones históricas y modernas de la autoridad política y militar en Etiopía. Ha dado forma a la identidad de la comunidad y a relatos culturales.

Por lo tanto, el bombardeo y la destrucción de iglesias, así como de otros lugares religiosos, golpea las estructuras de poder tradicionales. Estos lugares son apreciados enormemente, puesto que se trata lugares de reunión multifuncionales y espacios sagrados. Saquearlos y atacarlos es una grave deshonra de los valores culturales.

Un informe de la diócesis de la Iglesia Ortodoxa de Tigray, a los tres meses de la guerra, en febrero de 2021, reveló que 326 miembros del sacerdocio habían sido asesinados. No hay datos claros sobre cuántos miembros del clero han sido asesinados desde entonces. Mientras que al menos 40 iglesias y monasterios han realizado una evaluación general de los daños, mi análisis encuentra que cientos de estos lugares se han visto afectados por la guerra.

He recibido informes locales confidenciales de quienes tienen teléfonos satelitales sobre la magnitud de la devastación. Este es el resultado de la red que he establecido en la última década durante las visitas a varios sitios históricos de Tigray para llevar a cabo la evaluación y digitalización de los manuscritos.

Monumentos de la civilización

Etiopía es la fuente de varias civilizaciones en el África subsahariana. Se cree que tiene más de 3.000 años de historia. La mayoría de los lugares históricos por los que es famoso el país son originarios de la actual Tigray.

Por ejemplo, la civilización aksumita, una de las cuatro civilizaciones conocidas establecidas en el siglo I de nuestra era (además de Roma, Persia y China), se encontraba en el actual Tigray central.

En la Biblia, el Corán y en las inscripciones de Arabia del Sur aparecen términos como «Etiopía» y «HBST» (Abisinia). Casi todas las ciudades-estado y los centros de civilización anteriores al año 13 de la era cristiana se encuentran en la actual Tigray, Eritrea y Agaw (una región montañosa del actual norte de Etiopía).

6 lugares que no te debes perder del norte de Etiopía

Los monumentos aksumitas y las iglesias rupestres de Lalibela, ambos registrados como patrimonio de la UNESCO, son algunos de los tesoros de la civilización de África oriental.

El sistema de escritura alfa-silábica aksumita, Gǝʿǝz/Fidäl, es el único sistema de escritura antiguo que sigue funcionando en el África moderna. La escritura Gǝʿǝz se sigue utilizando en Etiopía, lo que demuestra que África no sólo es la cuna de los pueblos y la cultura, sino también de la alfabetización.

Tigray es la base de cientos de miles de manuscritos y cientos de inscripciones escritas en Gǝʿǝz. El manuscrito cristiano más antiguo del mundo (del año 6 a.C.), el Evangelio de Gärima, se conserva en el centro de Tigray.

Las religiones abrahámicas se introdujeron en los primeros tiempos –el cristianismo antes del siglo IV y el islam en la primera mitad del siglo VII– en África a través de Tigray.

La temprana introducción de estas religiones monoteístas y su sistema de escritura hicieron que Tigray conservara una enorme cantidad de objetos religiosos y culturales. Este patrimonio documenta la historia del Estado etíope y sus instituciones religiosas.

Una cultura política compleja

Etiopía es un país de gran valor antropológico y de una cultura política compleja. También es conocido por las guerras con invasores extranjeros, así como por los conflictos civiles. En estos enfrentamientos, se han destruido innumerables elementos del patrimonio cultural.

En la guerra actual, muchos de los lugares del patrimonio de Tigray han sido el blanco de las tropas invasoras. La región cuenta con miles de iglesias, monasterios, mezquitas y asentamientos islámicos simbólicos, yacimientos arqueológicos, museos y centros de rituales. Estos espacios son populares entre los turistas de todo el mundo y los peregrinos de todo el país.

Cientos de estos lugares patrimoniales han sido destruidos en la guerra actual. Por ejemplo, la iglesia de Axum Tsion es la principal de las iglesias y monasterios etíopes. Es el símbolo de la morada del Arca de la Alianza. Fue objeto de vandalismo después de que los soldados eritreos masacraran a cientos de civiles alrededor de su patio en noviembre de 2020.

Al Negashi Mosque attack Ethiopia's, Islam's oldest Mosque

La mezquita de al-Nejashi, símbolo de la primera introducción del Islam en África, fue bombardeada en diciembre de 2020.

Se han quemado y vandalizado valiosos manuscritos medievales. Miles de objetos han sido saqueados y contrabandeados hacia el mercado internacional.

El impacto

Los objetos del patrimonio ofrecen pruebas históricas y son un medio de desarrollo turístico. Pero, además, son un ingrediente social que revaloriza la existencia humana y le da más sentido. Las personas están vinculadas emocionalmente a su patrimonio, a sus creencias, a su lengua y a su identidad.

Los objetos religiosos y los materiales eclesiásticos son instrumentos trascendentes y emotivos entre los creyentes y su Dios/creador. También son una muestra de la memoria genética entre los descendientes y sus antepasados.

En este conflicto, al pueblo de Tigray se le han negado sus derechos naturales y humanos, y se ha puesto en entredicho su existencia y su sentido de la vida.

La comunidad internacional debe intervenir para hacer frente a la continua pérdida de vidas humanas y salvar el patrimonio cultural de Tigray. La destrucción del patrimonio tangible de la región y el vandalismo de sus monumentos de valor intangible pueden conducir a choques culturales irreversibles y al colapso social.

Aunque muchos organismos internacionales han expresado su preocupación por la situación en Etiopía, no se han tomado medidas prácticas para salvar la vida de la población de Tigray o su herencia.

La Unión Africana instaló su sede en Addis Abeba en un guiño a la batalla de Adwa (en Tigray), que fue contra el colonialismo. Sin embargo, en un golpe de ironía histórica, la unión ha tardado en condenar la brutal matanza de la población y la destrucción de espacios históricos.

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Artículo original publicado aquí

Hagos Abrha Abay es filólogo y ha sido profesor asistente en la Universidad de Mekelle. Actualmente es investigador postdoctoral en el Departamento de Estudios para la Cultura Manuscrita de la Universidad de Hamburgo. Es el fundador y coordinador del Centro St Yared de Filología Etíope y Estudios de Manuscritos de la Universidad de Mekelle. Ha participado en numerosos proyectos de investigación relacionados con la filología, la lingüística, la historia, la lengua y la cultura, el folclore y la literatura, y los estudios del ge’ez y de manuscritos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.