Wall Street se desploma por aumentos continuos de tasas de interés de la Fed

Fuente: https://www.wsws.org/es/articles/2022/09/15/2c6d-s15.html?pk_campaign=newsletter&pk_kwd=wsws                   Nick Beams                                                                           15.09.22

Wall Street se desploma dado que la inflación significa aumentos continuos de las tasas de interés de la Fed

Wall Street tuvo su mayor caída en dos años ayer debido a que la inflación se está generalizando, a pesar de una caída en los precios de la gasolina, lo que significa que la Reserva Federal de EE.UU. seguramente continuará subiendo las tasas de interés. Incluso podría acelerarlos, ya que busca suprimir las demandas salariales de los trabajadores mediante la contracción de la economía.

Image

La liquidación fue provocada por un aumento en el índice de precios al consumidor para el mes de 0,1 por ciento desde julio, contrario a las expectativas del mercado de que mostraría una disminución de la misma cantidad, luego de registrar ningún cambio en el mes anterior.

La cifra más significativa fue la inflación subyacente, calculada después de eliminar elementos volátiles como alimentos y energía. Aumentó un 0,6 por ciento en el mes, el doble del ritmo del mes anterior, para alcanzar una tasa anual de 6,3 por ciento, en comparación con el 5,9 por ciento de julio.

En respuesta a las expectativas de que la Reserva Federal mantendrá los aumentos de interés y posiblemente los acelere, los índices del mercado se desplomaron.

Las 30 acciones que componen el índice bursátil Dow Jones se desplomaros cuando el índice cayó casi 1.300 puntos, el S&P 500 cerro a la baja un 4,3 por ciento y el NASDAQ, sensible a las tasas de interés y de alta tecnología, bajó un 5,2 por ciento. Los tres índices registraron su mayor caída en un solo día desde junio de 2020.

Las caídas fueron tan pronunciadas porque había una expectativa, al menos entre algunos participantes de que el ritmo de la inflación estaba comenzando a disminuir y la Fed comenzaría a moderarse. Pero ese escenario se ha desmoronado.

Al comienzo de la negociación, la probabilidad de que la Fed suba las tasas en 100 puntos básicos (un punto porcentual) en su reunión de formulación de políticas de la próxima semana era cero. Al final del día, era del 30 por ciento, con un aumento de 75 puntos básicos considerado como seguro.

En su informe sobre la caída del mercado bursátil, el Financial Times dijo: “Las ventas frenéticas… afectaron a casi todos los rincones del mercado. En un momento durante el día de negociación, casi 2.000 acciones en la Bolsa de Valores de Nueva York cayeron en valor al mismo tiempo, un fenómeno que normalmente se observa en momentos de tensión en el mercado”.

Dijo que los inversores estaban acumulando contratos de opciones para tratar de protegerse contra una nueva caída.

La caída en los precios de las acciones fue acompañada por fuertes caídas en el precio de los bonos del gobierno, lo que hizo subir el rendimiento o la tasa de interés. Los rendimientos y los precios se mueven en direcciones opuestas.

El rendimiento del bono del Tesoro a dos años, el más sensible a la política de tipos de interés de la Fed, subió al 3,75 %, su nivel más alto desde 2007, mientras que el rendimiento del bono del Tesoro a 10 años alcanzó el 3,4 %, cerca de su nivel más alto para el año.

Sin embargo, la característica más importante del mercado de bonos es la inversión, en la que, contrariamente a las condiciones ‘normales’, el rendimiento a corto plazo es ahora consistentemente más alto que el de los bonos a 10 años. Esto se considera un indicador confiable de recesión.

En sus comentarios emitidos antes de los últimos datos de inflación, los funcionarios de la Fed dejaron en claro que tenían la intención de continuar con los aumentos de tasas, sin importar los efectos recesivos para la economía.

Hablando en una conferencia en Austria el viernes pasado, el gobernador de la Fed, Christopher Waller, dijo que apoyaba ‘otro aumento significativo en la tasa de política monetaria’ en la próxima reunión porque era necesario ‘llevar la tasa de política monetaria a un nivel que restringe claramente la demanda’.

Waller no lo explicó en detalle, pero el significado de sus comentarios fue claro. Los aumentos de tasas de la Fed deben inducir una contracción económica para suprimir la demanda de mano de obra y poner freno a las demandas salariales de los trabajadores para compensar los mayores aumentos de precios en cuatro décadas.

Como han admitido el presidente de la Fed, Jerome Powell, y otros funcionarios de la Fed, los aumentos de tasas no harán nada para reducir los precios como resultado del aumento de los precios de la energía, el aumento de los costos de los alimentos y las restricciones en las cadenas de suministro.

En una entrevista la semana pasada, la presidenta de la Fed de Cleveland, Loretta Mester, adoptó un tono similar. Dijo que la inflación elevada la estaba llevando a concluir que la Fed tendría que moverse más rápido para elevar su tasa de lo que había anticipado anteriormente.

El análisis del director sénior de investigación económica de Moody’s Analytics, Ryan Sweet, informó en el Wall Street Journal, proporcionó alguna indicación del efecto de los aumentos de precios hasta el momento y la fuerza impulsora detrás de las demandas salariales.

Dijo que el hogar promedio gastaba $ 460 más cada mes para comprar el mismo paquete de bienes y servicios que el año pasado, el equivalente a un recorte salarial de más de $100 por semana, lo que era una ‘gran carga particularmente para los hogares de bajos ingresos’.

Pero la política de la Fed es aumentar esta carga contrayendo la demanda de mano de obra durante una recesión a medida que la inflación continúa aumentando.

En comentarios al Financial Times, el economista jefe de TS Lombard, Steven Blitz, dijo que los datos de inflación, combinados con aumentos salariales y un mercado laboral ajustado, “no iban a producir el cuento de hadas del aterrizaje suave”. Había mejores posibilidades de ‘sacar un ocho duro’ (dos cuatros en un juego de dados) que de lograrlo.

CNN ha publicado algunos comentarios reveladores hechos por el inversionista multimillonario David Rubenstein, presidente de la firma de capital privado The Carlyle Group, sobre el pensamiento de Powell, a quien contrató hace 25 años. Powell quería una tasa de desempleo más alta pero no podía decirlo públicamente, dijo.

“No puede salir y decir: ‘Espero que la tasa de desempleo suba al 6 por ciento’. No suena políticamente muy atractivo decir eso”.

Rubenstein dijo que una tasa de desempleo del 6 por ciento resultaría en una ola considerable de despidos.

“Habrá muchas pérdidas de empleo. La Fed no va a decir públicamente: ‘Queremos pérdidas de empleo’”, dijo.

En cambio, cubre su agenda real con la afirmación de que está “luchando contra la inflación”, una ficción mentirosa que los medios de comunicación complacientes repiten fielmente mientras el capital financiero continúa su guerra de clases contra la clase trabajadora.

(Publicado originalmente en inglés el 13 de septiembre de 2022)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.