Rusia, dispuesta a negociar con EEUU sobre desarme nuclear

Fuente: La Jornada                                                             Miércoles 3 de agosto de 2022, p. 24

Hay que partir del respeto mutuo: el Kremlin

Rusia, dispuesta a negociar con EU sobre desarme nuclear

Moscú acusa a Washington de involucrarse en los combates en Kiev

Foto

▲ Los restos del Antonov An-225, el avión de carga más grande del mundo, y los vehículos militares rusos destruidos durante los recientes combates con fuerzas ucranias, se amontonan en un aeropuerto ubicado en las afueras de Kiev.Foto Ap
Juan Pablo Duch

Moscú. Las relaciones entre Rusia y Estados Unidos, desde hace tiempo al borde de la ruptura, adquirieron ayer la ligera esperanza de que no todo está perdido, al anunciar el Kremlin que, en principio, está de acuerdo en retomar las negociaciones de desarme nuclear con Estados Unidos, en caso de que Washington tome en cuenta los intereses de Moscú.

Sólo tiene sentido sentarse a negociar si las partes se basan en el respeto mutuo, toman en cuenta las preocupaciones de cada país y están dispuestos a considerarlas, indicó Dimitri Peskov, vocero de la presidencia rusa.

Así respondió a la pregunta de los reporteros acerca de si Rusia va a levantar el guante que le lanzó el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, el pasado lunes, al decir que él está listo para debatir con Rusia un nuevo tratado de reducción de armas estratégicas que sustituya el actual Start III, ocasión que el inquilino de la Casa Blanca utilizó para exhortar al Kremlin a demostrar que también está preparado para negociar.

Peskov recordó que, desde que en 2021 se decidió extender cinco años la vigencia del Start III, Rusia ha señalado con insistencia que es necesario retomar las negociaciones debido a que queda poco tiempo hasta febrero de 2026, y si ese tratado deja de existir sin ser sustituido con otro documento comprehensivo, la seguridad y la estabilidad globales se verán afectadas de manera muy negativa.

En ese contexto apenas esperanzador frente a la tensión que caracteriza la relación bilateral, ayer Rusia –por conducto del vocero de su ejército, Igor Konashenkov– acusó a Estados Unidos de estar directamente involucrado en los combates en el país eslavo al proporcionar al ejército ucranio las coordenadas para los objetivos que destruyen los misiles Himars.El general ruso mencionó como evidencia una entrevista del subjefe de la inteligencia militar ucrania, Vadim Skybitsky, al diario británico The Telegraph, en la cual dijo que para determinar los objetivos utilizamos información en tiempo real y, al tratar de enmendar su indiscreción, precisó: no puedo decirle si usamos los satélites británicos o estadunidenses, pero sí que tenemos muy buenas imágenes de satélite.

Para Konashenkov, esto confirma de manera irrebatible que Washington, pese a las declaraciones de la Casa Blanca y el Pentágono, está directamente involucrado en el conflicto en Ucrania, por cuanto Washington y Kiev deciden juntos los objetivos a destruir.

El vocero militar ruso concluye que la administración Biden también es responsable de los ataques a los edificios de vivienda y las infraestructuras civiles de la región de Donietsk, que han causado numerosas muertes entre la población.

Además, la cancillería rusa advirtió que si Estados Unidos opta por declarar a Rusia país patrocinador del terrorismo, como sugirió el Senado en una resolución no vinculante el pasado 27 de julio, sería inevitable la ruptura de relaciones diplomáticas.

Por conducto de su portavoz, María Zajarova, el ministerio ruso de Relaciones Exteriores puntualizó: Los legisladores estadunidenses ya empezaron a diseñar lo que les parece un arma poderosa, que es declarar a Moscú patrocinador del terrorismo. Y se olvidan de que toda acción conlleva una reacción, y el resultado lógico de ese irresponsable paso puede ser la ruptura de relaciones diplomáticas, detrás del cual Washington corre el riesgo de sobrepasar un punto de no retorno con todas las consecuencias que ello implica.

El secretario de Estado, Antony Blinken, a quien correspondería hacer el anuncio, no apoya la iniciativa de los senadores, de acuerdo con una filtración al New York Times. Pero eso no impidió que fuera el propio Blinken quien hizo el anuncio de que el gobierno de Estados Unidos prohibió ayer la entrada al país a 893 funcionarios rusos e impuso restricciones adicionales a magnates y empresas de Rusia.

Estados Unidos no dudará a la hora de apoyar al valiente pueblo de Ucrania y continuará promoviendo la rendición de cuentas del presidente (ruso, Vladimir) Putin y sus cómplices, afirmó Blinken, citado por las agencias noticiosas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.