Putin acusa a Occidente de utilizar a Ucrania para desintegrar a Rusia

Fuente: La Jornada                                                                    Juan Pablo Duch                                                                               Sábado 17 de septiembre de 2022, p. 21

Termina cumbre de la Organización de Cooperación de Shanghái

Putin acusa a Occidente de utilizar a Ucrania para desintegrar a Rusia

Escepticismo de China e India por la operación militar especial // Moscú critica que el plan de la ONU para liberar granos destina sólo 2.4% a las naciones pobres

Foto

▲ Líderes de las ocho naciones que integran la Organización de Cooperación de Shanghái se reunieron durante dos días en Samarkanda, Uzbekistán.Foto Afp

Foto

▲ El primer ministro de India, Narendra Modi, y el presidente ruso, Vladimir Putin.Foto Afp

Moscú. Al hacer anoche un balance de su participación en la cumbre de la Organización de Cooperación de Shanghái (OCS), que durante dos días se celebró en la ciudad uzbeka de Samarkanda, el presidente Vladimir Putin destacó que el refrendo de las relaciones con los países que forman parte de ésta –China e India, en primer término– crean condiciones para el desarrollo de la economía rusa, lo cual adquiere especial relevancia en el contexto de las sanciones de Estados Unidos y sus aliados.

El titular del Kremlin –al responder a las preguntas de los reporteros rusos que lo acompañaron en este viaje, cuya versión estenográfica difundió el servicio de prensa de la presidencia– acusó a los países occidentales de utilizar a Ucrania en lo que llamó su afán de provocar la desintegración de Rusia, igual que, dijo, lo hicieron antes hasta provocar el colapso de la Unión Soviética.

El mandatario ruso aprovechó sus encuentros cara a cara con los líderes de los estados miembros de la OCS –con los cuales refrendó los tradicionales nexos que mantiene Rusia con China, India, Pakistán, Kazajistán, Kirguistán, Uzbekistán y Tayikistán– para explicar de nuevo sus motivos para lanzar lo que llama operación especial militar en Ucrania, pero todo indica que Moscú no pudo conseguir el respaldo explícito de sus dos principales socios en Asia, que son Pekín y Delhi.

Llamó la atención de los comentaristas locales que en el comunicado oficial chino sobre el encuentro entre Putin y Xi Jinping (el jueves) ni siquiera hay una línea en la que se mencione a Ucrania y que, en las primeras palabras que pronunció en el fragmento que se vio en la televisión rusa, el jefe del Ejecutivo ruso manifestó que desde luego voy a intentar explicar nuestra posición, frase que hizo pensar que el líder chino, quien intenta mantener un difícil equilibrio en sus relaciones con Rusia y Estados Unidos, no está muy contento con la campaña militar rusa en Ucrania.

Aunque Putin y Xi se profesan muestras públicas de simpatía recíproca y se llaman mi querido amigo, el líder chino –al realizar una visita de Estado a Kazajistán previa a la cumbre de la OCS en Uzbekistán– evidenció la importancia que Pekín concede a Astana, como vuelve a denominarse la capital kazaja, en su iniciativa de la Franja y la Ruta como alternativa terrestre principal.

India, en cambio, abogó por negociar el fin de la guerra. Al comienzo de la reunión del presidente ruso con el primer ministro indio, Narendra Modi, le dijo a Putin, ayer, que sé que (esta) no es época de guerras y le recordó que para India democracia, diplomacia, diálogo son las herramientas más importantes para lograr soluciones.

Putin respondió a Modi: Hacemos todo lo posible por detener esto (la guerra), pero desgraciadamente el gobierno de Ucrania rechaza negociar, quiere alcanzar sus objetivos por la vía militar, como dicen en el campo de batalla.

Más tarde, a pregunta expresa de un reportero ruso, Putin insistió en que Ucrania se niega a negociar, aunque el presidente Volodymir Zelensky matizó el domingo que lo único que no acepta es diálogo con ultimatos. La primera condición para negociar (con Ucrania) es que ellos acepten. Pero ellos no quieren. El señor Zelensky ya dijo, no me acuerdo dónde, pero públicamente, que no está preparado y rechaza hablar con Rusia. No está preparado, y ni falta hace, señaló Putin, quien advirtió que la campaña militar continuará hasta liberar por completo el Donbás.

Mencionó por primera vez, muy de pasada, la contraofensiva ucrania en Járkov y otras regiones. Dicen que lanzaron una contraofensiva, veremos en qué acaba, indicó y, para atenuar el malestar que provocó el repliegue de las tropas en los sectores más belicistas, añadió: Hay que tomar en cuenta que no está combatiendo todo nuestro ejército, sólo los soldados que tienen contrato, pero, a pesar de ello, estamos avanzando en el Donbás, no a ritmo acelerado, pero sí sostenido y cada vez ocupamos nuevas posiciones.

Al no referirse de modo directo a la iniciativa que promueve el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, con quien se reunió este viernes, Putin dio a entender que no tiene sentido reunirse con Zelensky en Estambul mientras éste no acepte las condiciones rusas.

El mandatario ruso expresó su malestar por la forma en que se está cumpliendo el pacto para desbloquear los puertos turcos y exportar los cereales ucranios. Subrayó que de los 121 buques que han zarpado con granos, sólo tres se dirigieron a países pobres, algo así como únicamente 2.4 por ciento, dentro del programa alimentario de la Organización de Naciones Unidas.

El gobernante agregó que las tierras ucranias hace tiempo que son propiedad de compañías estadunidenses, que son las que sacan los cereales que les pertenecen en realidad.

Y en lo que tiene que ver con la otra cara del pacto, las exportaciones de fertilizantes rusos, que siguen enfrentando dificultades con el transporte, los seguros y otros aspectos logísticos, el jefe del Kremlin sostiene que la Comisión Europea tomó una decisión que tildó de vergonzosa: Sólo levantó las sanciones a los fertilizantes que van a los países de la Unión Europea. ¿Y qué pasó con su preocupación por los países pobres?, se preguntó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.