¿Y Corea del Sur, qué?

Fuente:   https://elterritoriodellince.blogspot.sn/                                     lunes, 12 de febrero de 2018

Otra pregunta ¿Qué sabemos de Corea del Sur? La contraponen con Corea del Norte en cuanto a desarrollo, riqueza y otras cuestiones. ¿De verdad es el paraíso capitalista mientras que Corea del Norte es el infierno comunista?

Me he molestado en conseguir algunos datos, de los que no veréis por ahí.
1.- En mes de octubre del año pasado, hubo una importante huelga en los supermercados. Aquí trabajan 500.000 personas, en su mayoría mujeres. La huelga fue tanto por un salario digno como por el derecho a sindicación, que no tienen.
Las trabajadoras de las tres principales cadenas de supermercados (Emart, Lotte Mart y Homeplus), que suponen el 80% del total de las ventas del comercio en Corea del Sur, hartas de discriminación, decidieron crear su propio sindicato. De ese medio millón de trabajadoras, sólo 85.000 tienen un contrato decente. Son «trabajadores regulares», según la denominación oficial en Corea del Sur. El resto son contratadas a través de una red de empresas de subcontratación y cobran salarios inferiores a los de sus compañeras «regulares». Mientras que éstas sí pueden estar en sindicatos, las «irregulares» no. Es la empresa quien hace y deshace, quien decide los salarios, los permisos, todo. Los casos de despido por embarazo no son infrecuentes entre las trabajadoras «irregulares».
2.- La misma situación se produce en la enseñanza, donde el 44% de todo el personal no enseñante (bibliotecarios, cuidadores, limpieza, cafetería, etc.) también son subcontratados. También en su mayoría son mujeres y se calcula que son unas 400.000 en total, A ellas habría que sumar unas 140.000 «empleadas de apoyo educativo» y alrededor de 150.000 maestros temporales y/o sustitutos. Tienen 10 minutos diarios de descanso en su jornada laboral y su salario es un 46% menor que el de los trabajadores «regulares». No tienen vacaciones pagadas.
Corea del Sur es una sociedad patriarcal, como casi todas las sociedades, y no está bien visto que la mujer trabaje fuera de casa a tiempo completo. Esto es en lo que se ha basado el «éxito» y el «milagro económico» de Corea del Sur en los años 60-80 del siglo pasado. En la explotación de las mujeres jóvenes que trabajaban en las zonas industriales por salarios irrisorios y con una sobreexplotación laboral. No pocas de ellas tuvieron que sucumbir a los acosos sexuales de los patronos para mantener el puesto de trabajo, como ahora se está comenzando a reconocer.

Esta es una foto de principios de los 60, de aquellos años en los que las mujeres «levantaron» el país con su explotación. Pero también con sus luchas. La pancarta dice «Demasiado hambre para vivir. Dadnos comida».

Esta es una foto del año pasado, cuando las trabajadoras «irregulares» de la enseñanza decidieron raparse la cabeza en señal de protesta por su situación laboral y discriminación salarial.
El cartel que llevan dice «Mi lucha es también por el futuro de nuestros hijos».
El nuevo presidente, Moon Jae-in, se comprometió a equiparar los derechos de los trabajadores «regulares» y de los «irregulares». En mayo se cumplirá un año de su elección y aún no ha movido un dedo para ello.

Esta es una manifestación de todo ese sector de trabajo «irregular» y precario en octubre del año pasado. Como veréis, gran mayoría de mujeres.
El Lince

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.