Tres mujeres piden al Congreso de EEUU investigar a Trump por acoso sexual

Fuente: La Jornada/Afp                                                                                           1212.17

La Casa Blanca rechaza los señalamientos contra el presidente y asegura que son falsos

Nikki Haley, embajadora ante la ONU, llama a legisladores a escuchar a las presuntas víctimas

Foto

Rachel Crooks, Jessica Leeds y Samantha Holvey, ayer en rueda de prensa celebrada en Nueva York, en la cual hicieron un llamado a los congresistas estadunidenses a investigar la conducta sexual del presidente Donald Trump, a quien acusaron de acoso desde que el republicano estaba en campaña. Foto Ap

Tres mujeres que acusan de acoso sexual al presidente estadunidense Donald Trump llamaron el lunes al Congreso a investigar la conducta del mandatario, en señalamientos que la Casa Blanca rechazó por falsos, pero la embajadora estadunidense ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Nikki Haley, dijo que las mujeres deben ser escuchadas.

Rachel Crooks, Jessica Leeds y Samantha Holvey, quienes ya denunciaron a Trump durante la campaña presidencial del año pasado, pidieron que el presidente sea responsabilizado por sus actos.

Crooks, quien afirma que Trump la besó en la boca en 2005, llamó a los legisladores a dejar de lado sus afiliaciones partidarias e investigar la historia de mala conducta sexual del presidente.

En un foro realizado en Nueva York, en el cual participaron las tres mujeres, Leeds subrayó que las acusaciones de acoso sexual surgidas tras el escándalo del magnate de Hollywood Harvey Weinstein, evidenciaron que algunos depredadores sexuales sí rinden cuentas de sus actos.

Pero no responsabilizamos a nuestro presidente por lo que es y por quién es, sostuvo.

Crooks dijo confiar en que Trump sea puesto al mismo nivel que Weinstein y los otros hombres que fueron responsabilizados por su reprobable comportamiento.

La Casa Blanca rápidamente desestimó los dichos de las tres mujeres, quienes más temprano también aparecieron en la cadena de televisión nacional NBC para compartir sus historias, más de un año después de hacerlas públicas por primera vez.

La embajadora Nikki Haley aseguró que Crooks, Leeds y Holvey, deben ser escuchadas, en una posición que se desmarca de la Casa Blanca. Considero que cualquier mujer que siente que ha sido violada o maltratada tiene todo el derecho a decirlo, insistió Haley. Ya sé que (Trump) fue elegido, pero las mujeres deberían sentirse siempre seguras de dar un paso al frente y todos deberíamos estar dispuestos a escucharlas, apuntó.

En otro orden, la campaña por una banca en el Senado estadunidense por Alabama llegó a su fin. Este martes es la elección. El candidato republicano, el juez Roy Moore, es oficialmente apoyado por Trump a pesar de que ha sido acusado de hostigar sexualmente a por lo menos nueve mujeres, casi todas cuando eran adolescentes (la más joven tenía 14 años, otra 17), cuando era fiscal y él tenía más de 30 años. Trump declaró que es preferible un pedófilo en el Senado que un demócrata.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.