La FAR-MAFIA y sus colaboradores con nombre y apellidos

Fuente: Iniciativa Debate/Pepito Grillo                                                               

Y hay quien se pregunta qué interés puede tener por ejemplo un reputado abogado o un empresario de relativo éxito, o quizá un artista conocido o cualquier otro tipo de profesional bien situado como para aguantar el follón que supone entrar en política para además tener que aceptar incompatibilidades y cobrar salarios que si bien a la mayoría nos parecen importantes, para este tipo de personajes no dejan de ser cantidades muy modestas. Pero es tan fácil como saber que esto de la política es un gran negocio, en el que todo ambicioso ansía entrar y del que casi nadie quiere salir, y en el que se manejan no solo la potestad de la creación de las leyes que pueden beneficiar a unos y perjudicar a otros, sino también un desmesurado presupuesto público. Y es que solo vemos la punta del iceberg; casi casi lo que quieren que veamos. Los verdaderos casos de corrupción se cifran en miles de millones de euros, y no en decenas o cientos en un mundillo en el que solo hay ambiciosos patológicos y en el que hasta el más tonto hace relojes y cualquiera sabe calcular cuánto vale.

Es por esto por lo que es tan importante el trabajo que está haciendo este valiente: el doctor Candel. Un trabajo que si continúa va a revelar unas cifras de robo difíciles de creer, sin perder de vista que el de la farmacia es solo una parte del ‘negocio’ dentro de la sanidad, y Sanidad es solo uno de los muchos sectores públicos susceptibles de expoliar: de obras públicas a educación, de seguridad a energía, de protección a pesca y ganadería, etc.

Y solo por lo nerviosos/as que se ponen algunos/as vale la pena darle difusión.

Ánimo y a por ellos/as, Jesús.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.