Gobierno da por buenas subvenciones de más de 800.000€ a la Fundación…

Fuente: El Diario/

El Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital da por buenas dos subvenciones, una en 2008 y otra en 2010, que concedió a la Fundación Edades del Hombre y que suman más de 800.0000 euros para hacer una web de visitas virtuales que en 2018 sigue sin funcionar.

Las ayudas recibidas se enmarcan en el Plan Avanza, las concedía la Secretaría de Estado de Telecomunicaciones, dependiente del Ministerio y las gestionaba la Sociedad de la Información (SETSI). En las cuentas de 2008 de la Fundación Edades del Hombre se hacía constar el dinero público que se iba a recibir y se refería al proyecto ‘Las Edades de las Catedrales’, “amparado y subvencionado por el Ministerio de Industria dentro del Plan Avanza Contenidos”.

Consistía, según la Fundación, “en la obtención de materiales digitales de las Catedrales de Castilla y León, como medio de difusión cultural, herramienta de formación, exhibición en museos, centros de interpretación o en el interior de los propios templos”. “Una vez elaborada la documentación recogida se crean escenarios virtuales en tres dimensiones y montajes de vídeo y todo ello dentro de un portal servidor que albergue de forma conjunta todo este material, para facilitar consultas e información tanto a profesionales como al público en general, visitas virtuales a los templos, y una base muy importante para que albergue en un futuro el inventario tanto de bienes inmuebles como muebles de la Diócesis”.

“Dada la envergadura del proyecto de su inversión”, el secretario general de la Fundación consideró que había que debatirlo dentro del Patronato (formado por los arzobispos de cada provincia de Castilla y León) y se decidió que fueran los Cabildos los que otorgasen los permisos para la toma de imágenes. El presupuesto financiable era 539.185,60 euros, de los cuales 248.025,30 (46%) era subvención, mientras que los 291.160,10 restantes (64%) eran en calidad de préstamo con un plazo de amortización a 15 años, periodo de carencia de 3 y tipo de interés 0. La Fundación estaba así obligada a realizar los gastos e inversiones dentro del periodo de ejecución del proyecto, en este caso hasta el 31 de diciembre de 2009 y debía presentarse documentación acreditativa de gastos el 31 de diciembre de 2010.

Según el Ministerio de Energía, la ayuda tenía como finalidad “el desarrollo de una serie de aplicaciones y contenidos de la Fundación”.  Según las mismas fuentes, “constan como realizados estos proyectos conforme a los procedimientos vigentes en el momento en el que se adjudicaron”. Cuando eldiario.es señaló que la web no estaba hecha ni tres años después de la subvención, indicaron que “las ayudas no estaban vinculadas a su mantenimiento en el tiempo más allá del periodo de duración del proyecto, por tanto, respecto de los contendidos desarrollados, la responsabilidad de su mantenimiento, disponibilidad, ampliación y/o actualización corresponde a la Fundación desde los años 2006 y 2012 respectivamente”. El Ministerio habla del año 2012 porque un año antes las Fundación consiguió otra subvención del mismo ente, con un crédito de 304.000 euros para contenidos digitales.

Lo cierto es que el Ministerio no comprobaba proyecto a proyecto su realización, se limitaba a recibir las facturas como justificantes. La comprobación real de que el proyecto digital se había llevado a cabo se limitaba a una muestra. Los seleccionados para ese muestreo eran avisados previamente y podían recibir la visita de personal del Ministerio en la entidad, se podían inspeccionar técnicamente elementos tangibles o soportes documentales entre otros. Desde Energía no se ha precisado si hubo comprobación real de la existencia de la web.

Un proyecto que se vendió como nuevo

La página no se lanzó hasta el año 2013, momento en que el secretario general de la Fundación se dirige a la Fundación Villalar, dependiente de las Cortes de Castilla y León para solicitar más dinero público. “Vino pidiendo un patrocinio, exigiéndolo, y dando como razón que tenía el apoyo de la entonces ministra Cristina Garmendia”, indicaron fuentes del caso. La Fundación Villalar reconoce que acabó dando un patrocinio de 15.000 euros, si bien no se ha podido hallar el convenio. Lo que hizo la Fundación Edades del Hombre fue plantear, de nuevo, la creación de la web de Las Edades de las Catedrales, pero para que la disfrutasen alumnos de centros escolares de primaria y secundaria seleccionados por la Consejería de Educación. Así, en 2013, la Junta de Castilla y León se refirió por primera vez y como novedad a un proyecto que ya era viejo. Anunció el proyecto ‘Conoce las catedrales de Castilla y León. Las edades de las catedrales’ como “una iniciativa de la Fundación Las Edades del Hombre en colaboración con la Consejería de Educación y la Fundación Villalar” y que consistía en unas “visitas virtuales a los templos en los que un guía especializado” respondería a las preguntas de los estudiantes en tiempo real.

Desde la Consejería de Educación aseguran que su participación se limitó a organizar las visitas de los centros escolares y a colgar el enlace de la web en el portal de Educación de la Junta de Castilla y León. Sin embargo, no vincula la iniciativa a Edades del Hombre, sino a la empresa Imagen Más, con sede en Astorga (León) y creada el mismo año en que nacieron Las Edades del Hombre, en 1988. Un representante de la sociedad, recuerdan, visitó la Consejería en 2013 para presentar el proyecto “poniendo de relieve el patrocinio por la Fundación Villalar y la colaboración de la Fundación Edades del Hombre”. En la Consejería reconocen además que, cuando se llevó a cabo, tan sólo funcionaban las visitas virtuales a dos catedrales, León y Burgos, y no “a todas las catedrales de Castilla y León”.  La web Las Edades de las Catedrales está inactiva actualmente, y ha empeorado desde 2013 ya que aunque dice que, igual que entonces, sólo eran visitables las seos de León y Burgos, los enlaces están rotos.

eldiario.es contactó desde el primer momento con el responsable de comunicación de la Fundación Edades del Hombre, quien se comprometió a dar respuesta a las preguntas planteadas por este medio acerca del mal funcionamiento de la web, el retraso de su puesta en marcha o cómo se habían podido justificar subvenciones que sumaron 800.000 euros en esas condiciones. Paralelamente, contactó con la empresa responsable de la ‘virtualización’ de las catedrales para conocer cuándo había arrancado el trabajo y su cuantía, así como la razón de que la web no responda. No hubo contestación por parte de la compañía. Un día después la Fundación resolvió la cuestión diciendo que ya se había aportado la “cumplida información y justificación” que requería la subvención, a la vez que reprochó a este medio que hubiese contactado con la empresa Imagen Más para acceder a información, por no considerarlo “ni elegante ni necesario” por ser un proyecto “de la Fundación”.

La Fundación Edades del Hombre recibe también subvenciones directas de la Junta de Castilla y León desde su creación en 1988. Desde entonces las cantidades que se le han asignado oscilan entre los 900.000 y los 2,5 millones de euros.  Las denuncias de un editor burgalés han sacado a la luz una dudosa contabilidad y un posible fraude, tal y como adelantó este medio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.