«Estaríamos más seguros sin el Departamento de Defensa» — James Kirkpatrik

Fuente:  http://arrezafe.blogspot.com/2022/06/estariamos-mas-seguros-sin-el.html?utm_source=feedburner&utm_medium=email                                                                          8 junio, 2022

«Estaríamos más seguros sin el Departamento de Defensa» — James Kirkpatrik

Citas extraídas del artículo de James Kirkpatrick“Adjusting To The Post-American Age” [Adaptándose a la era post-estadounidense]. 

Kolozeg.Org – 06/05/2022

   Traducción del inglés: Arrezafe

«Cuando se trata de asuntos exteriores, el gobierno federal, sea republicano o demócrata, se mueve con notable rapidez para otorgar $40 mil millones al gobierno ucraniano. No oímos entonces ningún sermón de los conservadores sobre la restricción fiscal o la necesidad de equilibrar el presupuesto. Cuando se trata de lo que a ellos les importa, las guerras que arruinan nuestras vidas, no tienen problema alguno para encontrar el dinero».

«Nuestro sistema educativo produce estudiantes que son mucho más ignorantes que cuando entraron».

«No es que no obtengamos nada de estos cuerpos estatales por los que pagamos tanto, es que nuestras vidas son peores precisamente porque existen. Si los miles de millones de dólares que nos roban cada año simplemente se quemaran, estaríamos en mejor situación que invertidos como están en programas que exacerban los problemas que supuestamente debían resolver. 75 años después, ya no cabe suponer que quienes nos gobiernan son tontos, descarriados o incompetentes, los horrores que están causando son el deliberado y previsto resultado de su política pública.

Estaríamos más seguros sin el Departamento de Defensa.

Estaríamos mejor educados sin nuestro sistema educativo actual.

Estaríamos mejor informados si la llamada prensa libre –esa voluntariosa pandilla de comisarios que parecen no tener otra función que reclamar la censura– fuera completamente eliminada».

«Estados Unidos no existe. Tu servicio militar, tus banderas, tu nostalgia, tus Constituciones y las florituras de tus supuestos derechos son absolutamente irrelevantes para el poder real de este país. Hablar de tus derechos constitucionales es tan fútil como apelar al Derecho Canónico o al código legal del Sacro Imperio Romano Germánico. Podemos denominarnos nacionalistas, pero somos nacionalistas sin nación. Somos un pueblo apátrida.

Puede que algunos protesten por estas aserciones, o decir que exagero. Solo puedo responder: ¿Qué es Estados Unidos? Incluso a aquellos que dicen que somos una «nación definida por ideales», ¿cuáles son esos ideales?

No podemos afirmar que somos libres. Permitidme ser franco: el Bloque del Este de las décadas de 1970 y 1980 era mejor, superior y más aventajado que esto en lo que se ha convertido Estados Unidos».

«En este país, ahora pueden congelar tus activos e incluso robarlos directamente sin ser acusados de un delito».

«No solo Estados Unidos no es una nación, sino que los habitantes que pueblan su territorio no son libres».

«No sabemos los nombres de quienes realmente nos gobiernan. Las falsamente denominadas ONG’s, organizaciones no gubernamentales, tienen mucho más poder que nuestros representantes electos. Esto no es solo tiranía, sino una tiranía de lo más insidiosa y despreciable porque ni siquiera se muestra como lo que es. Nuestros gobernantes apelan a nuestros instintos más bajos. Es un sistema despreciable que convierte en despreciables a cuantos participan en él».

«Si Estados Unidos tiene una identidad, es completamente negativa».

«La cifra de muertos en nuestros vecindarios, los crímenes ocultados por los medios, la vergüenza repugnante en que se han convertido las ciudades estadounidenses, no debemos considerar todo esto como un error, es el resultado intencionado, deliberado y celebrado por quienes detentan el poder».

«En este país, la mayor parte del debate público gira en torno a quién debe ser censurado«.

«No se puede confiar, se nos dice, en las decisiones propias de la colectividad, la población ha de ser cuidadosamente prevenida mediante cierta información, de lo contrario tomará el camino equivocado».

«Si se nos dice que no podemos gobernarnos a nosotros mismos, ¿por qué no descartar la farsa de las elecciones y sus campañas. ¿Por qué desperdiciar todo ese tiempo y dinero?»

«Estamos en la era post-estadounidense, y creo que mientras más tiempo pretendamos que este país todavía existe, peor será el precio que vamos a tener que pagar».

«Durante los últimos setenta años hemos estado viviendo inmersos en una fantasía infantil que nos ha llevado al borde del desastre».

«Ya no se puede confiar en las instituciones públicas ni en lo que declaran. Estamos más allá de la gráfica».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.