Director de la CIA defiende su reunión con jefes de espionaje rusos

Fuente: La Jornada/Ap, Afp, Dpa y Reuters                                         Viernes 2 de febrero de 2018, p. 27

Trump podría hacer público memorando que desprestigia a la FBIFoto

Mike Pompeo, director de la estadunidense Agencia Central de Inteligencia (en imagen de archivo), aseguró ayer que periódicamente se reúne con homólogos rusos para analizar temas de seguridad, por lo que no hubo nada inapropiado en su reciente encuentro con funcionarios de Moscú. Foto Ap

El director de la Agencia Central de Inteligencia (CIA), Mike Pompeo, aseguró este jueves que no hubo nada inapropiado en su reunión con jefes del espionaje ruso, y afirmó que si bien Rusia sigue siendo un adversario no se deben perder las oportunidades de cooperar en temas de seguridad.

Pompeo envió una carta al líder de los senadores demócratas Chuck Schumer, quien expresó sus reservas sobre el encuentro y encontró sospechoso que la reunión tuviera lugar días antes de que el gobierno estadunidense decidiera no imponer nuevas sanciones a políticos y oligarcas rusos en respuesta a la intromisión en las elecciones de Estados Unidos.

Pompeo explicó a Schumer que delegados de las agencias de inteligencia estadunidenses periódicamente se reúnen con sus pares rusos para analizar diversos temas, como el contraterrorismo, la seguridad aeronáutica y medidas para evitar que combatientes de otros países crucen por sus fronteras.

Pompeo no identificó a los funcionarios rusos con quienes se reunió en Washington la semana pasada, pero dos fuentes oficiales, que pidieron el anonimato, los señalaron como Serguei Naryshkin, director del Servicio de Inteligencia Foráneo de Rusia, y Alexander Bortnikov, director del Servicio Federal de Seguridad.

Ambos funcionarios fueron sancionados en 2014, en respuesta a la agresión rusa en el este de Ucrania. Naryshkin fue sancionado por el gobierno de Estados Unidos y Bortnikov por la Unión Europea.

La CIA aseguró que todo encuentro con funcionarios rusos se hace de acuerdo con las leyes estadunidenses y tras consultas con los departamentos, agencias e instancias relevantes.

En ese contexto, cobró fuerza la versión de que el presidente Donald Trump despejará el camino para que se publique un polémico memorando escrito por el Partido Republicano, a pesar de las objeciones de la Oficina Federal de Investigaciones (FBI), según dijeron funcionarios de la Casa Blanca.

El documento fue preparado por los republicanos en la Comisión de Inteligencia de la Cámara de Representantes y se dice que alega una conducta inapropiada de la FBI durante la investigación sobre los posibles vínculos entre Rusia y el equipo de campaña de Trump en las elecciones de 2016.

El Departamento de Justicia, bajo las órdenes de Trump, y los demócratas han presionado al gobernante para que no publique el memorando, alegando que podría dañar la seguridad nacional y confundir a los ciudadanos estadunidenses.

Un funcionario de la Casa Blanca dijo que el Congreso probablemente sería informado este viernes de la decisión y agregó que Trump está satisfecho con la idea de hacerlo público.

En otro tema, Trump reiteró sus acusaciones a los demócratas de no hacer nada para asegurar el futuro de los dreamers, unos 700 mil jóvenes indocumentados que llegaron de niños al país y que a partir de marzo, cuando empiecen a caducar sus permisos, quedarán expuestos a la deportación.

Trump ha ofrecido legalizar a 1.8 millones de indocumentados y abrirles la vía a obtener la nacionalidad estadunidense en 10 o 12 años, pero a cambio quiere 25 mil millones de dólares para construir su muro en la frontera con México, además de pretender modificar el sistema legal de inmigración, lo que los demócratas no aprueban.

En tanto, el mayor diplomático de carrera, el subsecretario de Estados para Asuntos Políticos estadunidenses, Thomas Shanon, presentó su renuncia por motivos personales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.