Cuando EEUU crece también lo hace el mundo, dice Trump

Fuente: La Jornada/Xinhua, Reuters y Dpa                                     27.01.18

No podemos tener un comercio justo y libre cuando algunos países rompen las reglas

Anunció línea dura en las normas para el libre comercio

No descarta el regreso de su país al TPP

Una economía no crece a largo plazo mediante la especulación inmobiliaria: Stiglitz

Foto

El presidente Donald Trump durante su intervención en el Foro Económico Mundial de Davós. Foto Ap

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo en Davos que siempre pondrá a Estados Unidos primero en lo referente a comercio, lo cual no significa que el país estará solo. Cuando Estados Unidos crece también lo hace el mundo, dijo ante la élite de negocios en el Foro Económico Mundial, que concluyó este viernes.

Con un discurso de 15 minutos en el que dibujó una economía floreciente y pidió un comercio libre pero justo, anunció una línea dura en el control de las reglas para el libre comercio. No seguiremos mirando para otro lado, advirtió. No podemos tener un comercio justo y libre cuando algunos países rompen las reglas, dijo el mandatario estadunidense.

Trump prometió reformar el sistema de comercio internacional para lograr una mayor prosperidad compartida. Mientras Estados Unidos busca reformas domésticas para desplegar empleos y crecimiento, también trabaja para reformar el sistema de comercio internacional a fin de que promueva una mayor prosperidad compartida ampliamente y recompense a quienes se rijan por las normas.

Al decir que Estados Unidos ruge de nuevo, el presidente estadunidense indicó que su administración ha reducido dramáticamente los impuestos para volver competitivo al país. Destacó la reforma fiscal recientemente aprobada por el Congreso estadunidense, que disminuye su tasa de interés corporativa de 35 a 21 por ciento. Trump exhortó a los líderes empresariales a llevar negocios, empleos e inversiones a Estados Unidos, es el momento perfecto, aseguró.

En respuesta a las palabras del magnate sobre los beneficios de la reforma fiscal estadunidense, el premio Nobel de Economía Joseph Stiglitz dijo que el discurso distó de ser convincente. La nueva ley impositiva generará una burbuja en el mercado de viviendas y comentó: Nunca he conocido una economía que creciera a largo plazo mediante la especulación inmobiliaria.

Por otro lado, Trump no descartó que su país vuelva al Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica (TPP, por sus siglas en inglés), de donde lo sacó hace un año en una de las primeras decisiones de su mandato. Consideraremos negociar con ellos por separado, o quizás como grupo si los términos comerciales pueden ser más beneficiosos para Estados Unidos que el pacto planeado originalmente, dijo.

Antes de la presentación de Trump, su secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, provocó un pequeño terremoto económico el miércoles cuando aseguró en Davos que no le importaba un dólar débil. Las declaraciones –interpretadas como un intento deliberado de favorecer las exportaciones estadunidenses– levantaron el espectro de una nueva guerra de divisas

El jueves, el jefe del BCE, Mario Draghi, fustigó las declaraciones estadunidenses en favor de un dolar débil y pareció insinuar que Estados Unidos busca una guerra de monedas.

La volatilidad sobre el tipo de cambio llega en un momento especialmente sensible para el BCE que se prepara para recortar estímulos monetarios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.