Chile: Con acuerdos o sin acuerdos con gremio de camioneros siempre…

Fuente: https://www.telesurtv.net/opinion/Chile-Con-acuerdos-o-sin-acuerdos-con-el-gremio-de-los-camioneros-siempre-se-debe-estar-preparado-para-lo-peor.-20220509-0004.html?utm_source=planisys&utm_medium=NewsletterEspa%C3%B1ol&utm_campaign=NewsletterEspa%C3%83%C2%B1ol&utm_content=41

Chile: Con acuerdos o sin acuerdos con el gremio de los camioneros siempre se debe estar preparado para lo peor.

Este gremio defenderá siempre a las clases altas, círculo social que nunca integrarán, pero al cual son fieles por las ganancias que les otorga estar cerca de esa posición.

Este gremio defenderá siempre a las clases altas, círculo social que nunca integrarán, pero al cual son fieles por las ganancias que les otorga estar cerca de esa posición. | Foto: Cortesía

9 mayo 2022

Detrás de toda acción de los camioneros en Chile, existe la idea de fortalecer los lineamientos de empresarios y políticos de derecha, es decir, hay una inclinación de estos por debilitar gobiernos o ideas «progresistas».

Cómo añoro los trenes en toda su plenitud, transportando carga a lo largo del país como también pasajeros. Pero así como recuerdo esos viajes en tren, también me viene a la memoria como dijera o escribiera alguien por ahí : «el paro de los camioneros de octubre de 1972, el que  fue una acción, un plan orquestado por los principales gremios empresariales, que recurrieron a este grupo de transportistas con el propósito de desestabilizar a un gobierno que amenazaba sus privilegios. Según archivos desclasificados posteriormente por Estados Unidos, este paro de tres semanas fue financiado por la CIA, que a su vez entregaba recursos al diario El Mercurio y a otros grupos sediciosos que operaban para hacer inviable el proyecto político de la Unidad Popular». (Diario y Radio U. Chile 6 mayo 2022).

Si consideramos que este gremio no engloba a todos los camioneros, debemos  aclarar que es una gran cantidad de ellos la que por estos días llevó a efecto medidas de presión tomándose las rutas, al igual que en esos años 70, propiciando movilizaciones, con el único objetivo de que sean nuevamente militarizadas las regiones del Biobío y la Araucanía, protegiendo de este modo sus mezquinos intereses y de paso también las grandes ganancias de empresas extractivistas de la región. Por qué digo esto, bueno, porque detrás de toda acción de los camioneros en Chile, existe la idea de fortalecer los lineamientos de empresarios y políticos de derecha, es decir, hay una inclinación de estos por debilitar gobiernos o ideas «progresistas».

Hasta cuándo debemos soportar planteamientos simplistas y poco razonables del gremio de los camioneros, que por lo demás queda demostrada en su actitud en carreteras y calles, donde estos se sienten dueños y señores de hacer y deshacer, prácticamente secuestrando y sometiendo a todo un país que se ve afectado a la hora de querer adquirir sus bienes básicos de sobrevivencia.

El transporte es un factor complejo, pero a mi entender no lo es tanto si se tiene la voluntad de poner en práctica lo que en otros países se hace; los trenes y carreteras están pensados para tratar de evitar este tipo de secuestro de las vías por donde transitan los alimentos, energías etc etc, es decir, la distribución de mercaderías y materias primas.

En torno al tema del traslado, movilización, y transporte de carga, No podemos olvidar de que Chile al parecer entendió progreso y desarrollo con la eliminación de los trenes de calle (tranvías), la disminución de trolebuses, la baja circulación de los ferrocarriles de carga y de pasajeros por todo el país, dejando en manos de un sector de individuos poco razonables, simplistas, intransigentes y profundamente anticomunistas, como es el gremio de los camioneros, el tema del transporte con todas sus aristas. Probablemente estos últimos, dentro de su ignorancia, no tengan idea de qué es el progresismo ni mucho menos en qué consiste tener ideas comunistas, sin embargo logran tomarse las rutas sin que nadie los ponga en su lugar, para qué decir la nula intervención de la policía militarizada, que si de tratarse de estudiantes tomándose una calle, estas fuerzas de choque llegarían en bloque, con carros lanza agua y lanza gases. Se los dejo a su reflexión.

Los acuerdos que puedan alcanzar gobierno y gremio de camioneros deben ser entendidos dentro de un acuario o modo de producción que fomenta más y más mercado. Y cualquier conciliación alcanzada entre ambas partes, no es más que el sometimiento a un modelo de transporte, que solo favorece a empresarios y políticos oligarcas.

Este gremio defenderá siempre a las clases altas, círculo social que nunca integrarán, pero al cual son fieles por las ganancias que les otorga estar cerca de esa posición.


teleSUR no se hace responsable de las opiniones emitidas en esta sección

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.