Archivo de la categoría: Videos guay (y a veces no tan guay)

Videos, películas que me llegan (de todos los colores) por si les interesan o pueden ayudar.

Mi hermanito de la Luna

http://www.youtube.com/watch?v=LRwPLuvs1EM&feature=player_embedded#

Frédéric Philibert es el padre de un niño autista y por eso ha realizado este inolvidable dibujo animado de cinco minutos de duración que nos cuenta las impresiones de una niña sobre su hermanito autista. La niña intenta explicarnos con su lenguaje sencillo por qué su hermanito es diferente a los demás niños y nos comenta cómo lo vive.
El cortometraje ganó el Gran Premio y el Premio del Público del Festival Handica-Apicil 2007.
Nadie puede explicarnos mejor este corto que su propio director, Frédéric Philibert: “Cuando nos enteramos de que nuestro hijo tenía un problema, un pediatra nos mandó a un centro especializado en psicología donde nos aconsejaron iniciar, como padres, un proceso de psicoanálisis. Pero no quedamos convencidos y empezamos a buscar otras soluciones como la atención hospitalaria y un programa adaptado en domicilio. Paralelamente, hemos decidido crear y realizar una película familiar que nos ha dado la posibilidad de contar nuestra historia y hablar del autismo de manera sencilla. Esta película se dirige a todos: familiares, profesionales, las personas que no conocen el autismo, los que se compadecen de nosotros y los que nos juzgan, y a las personas que pueden llegar a descubrir e interesarse por este trastorno.
Es su hermana mayor la que pone la voz en off en el corto. Como conoce muy bien a su hermanito, pudo, con sus propias palabras, conservar su espontaneidad y transmitir un mensaje claro, comprensible y poético. Las anécdotas están sacadas de su vida real, así como los momentos difíciles tanto para el niño como para nosotros.
Sin embargo, el humor siempre está presente, lo que facilita tener perspectiva. Queríamos mostrar gráficamente el aislamiento de nuestro hijo, que vive a nuestro lado, pero jamás verdaderamente con nosotros, como en una burbuja. Y a pesar de todo, no queríamos transmitir un mensaje que fuera triste, por ello nuestro hijo se sitúa en una burbuja de luz que puede ampliarse cuando su hermana consigue ponerse en contacto con él. No es un juicio o una toma de posición, sino que con la realización de este corto tratamos de comprender a este pequeño y de explicar su vida tan próxima de nosotros. Queríamos hacer un corto sensible y sincero sobre un hermano diferente y la relación que tiene con su hermana”.
Película producida por Sacrebleu Productions
Contacto: Frédéric Philibert: f.philibert@sfr.fr
Diciembre 2008.

Altermundismo. Videos: Simplicidad voluntaria y decrecimiento

> Documental francés subtitulado.
>
> http://www.youtube.com/watch?v=gtQmmaw8sG0&feature=related
> http://www.youtube.com/watch?v=P0zVrNnfua0&feature=related
> http://www.youtube.com/watch?v=Kd6t9kf1OM4&feature=related
> http://www.youtube.com/watch?v=Z_Dr8_EW6gc&feature=related
> http://www.youtube.com/watch?v=gggT30ViKbg&feature=related
> http://www.youtube.com/watch?v=M0EB5ypO0ms&feature=related
> http://www.youtube.com/watch?v=RWtBnVhT-vA&feature=related
>
> —
> Los hechos siempre surgen para confundir las teorías.
> Facts are always popping up to confuse the theories.
> — Carlo Dossi
>
>
>

CONFERENCIA MUY INTERESANTE DE NICOLAS OLEA…sobre PRODUCTOS CANCERIGENOS…

*CONFERENCIA DEL PIONERO EN ESPAÑA NICOLAS OLEA*, y uno de los mas
importantes del mundo, en poner los puntos sobre las ies, en un tema tan
importante como el de los productos cancerigenos y perjudiciales que van
entrando silenciosamente en nuestro organismo, debilitandolo y haciendo que
nos sintamos mal, y que son en muchos casos el principio de muchas de las
peores enfermedades que arrastra la sociedad actual….sencillamente
IMPRESCINDIBLE y de obligado visionado para que esto se sepa POR EL MAYOR
NUMERO DE PERSONAS POSIBLE.

http://www.youtube.com/watch?v=zs5VyCPS5UU

(Es la 1ª parte, en el YouTube te irán apareciendo las demás partes)

Gregg Braden – entrevista (video y transcripción)

Entrevista realizada a Gregg Braden, durante su participación en la película de Louise Hay, “Usted Puede Sanar su Vida”.

Científico investigador, que ha unido el mundo de la ciencia con el espiritual, nos da varias pistas para nuestro despertar y expansión de consciencia.

Autor de varios libros, entre ellos “El efecto Isaías” y “El tiempo fractal”, entre otros.

La dirección del video 1 de 3 es:

http://www.videosurf.com/webui/inc/go.php?redirect=http%3A%2F%2Fwww.youtube.com%2Fwatch%3Fv%3D8kzwzcLRh7s%26feature%3Dyoutube_gdata&client_id=ffext

TRANSCRIPCIÓN DE LA ENTREVISTA

GREGG BRADEN

Tengo formación científica, estudié física, ciencias de la tierra. En los 60 y 70, cuando estudiaba, no tenían cabida las cosas de las que hablamos aquí. La idea de que el mundo interior, nuestros pensamientos, emociones y creencias afectan a nuestro entorno. Fue por experiencia que descubrí el secreto que todos saben, menos los occidentales. Casi todas las culturas, desde los monasterios de Egipto, Tibet e India, hasta Bolivia y Perú, las tradiciones andinas, todos saben que nuestra experiencia interior afecta al mundo, y nuestra ciencia lo ha ignorado. Como científico, busco respuestas alrededor, así que viajé a esos sitios, a monasterios, a esos países. Conocí en persona a gente que practicaba las tradiciones que enseñan Louise y los otros autores con quienes tengo el honor de compartir esta información. Comprendí que la ciencia se había equivocado en esto, en dos supuestos de la ciencia moderna. Están rectificando, pero el primero es que el espacio no está vacío como creíamos, está lleno de una esencia viva que empezamos a entender. Y el número dos: está demostrado que nuestras experiencias internas influyen en el mundo a través del espacio.

Fue en monasterios, hablando con indígenas, corazón con corazón, Dios con Dios, les decía: “Al obrar ese milagro, esa curación, ¿qué hiciste interiormente?” Si no entendía su respuesta, volvía a preguntar una y otra vez, hasta que entendí que producían un efecto dentro de su cuerpo que mi ciencia no me dijo que existía.

Seguí esa senda. -Quiero recalcar que nuestra ciencia es buena y útil, pero incompleta.-

Esa senda me llevó hasta las piezas que faltaban, que hoy empezamos a entender, y combinan la mejor ciencia actual con la sabiduría de cinco mil años en un mayor conocimiento que nos lleva a la pregunta, respuesta larga, pregunta corta.

Apenas empezamos a entender que podemos hacer algo que influye no sólo en el cuerpo físico, el nuestro y el de quienes nos rodean, sino además en la realidad física, y eso cambia todo lo que en Occidente creíamos de nosotros.

Como científico sé que es una forma distinta de vernos a nosotros y al mundo. Hay una curva de aprendizaje para mi público, amigos, parientes y colegas. No es tema de conversación habitual en una organización técnica. No se despiertan pensando qué sueños y sanaciones tuvieron el fin de semana. Hablan del fútbol y la lotería. Pero la relevancia en nuestra vida está en las experiencias diarias que, seamos o no conscientes de ello, afectan a nuestro cuerpo y nuestro mundo.

EXPLICACIÓN CIENTÍFICA DEL CAMBIO DE MENTALIDAD

La ciencia occidental empieza a entender, a finales del s. XX y principios del XXI, que el espacio no está vacío, sino lleno de una energía oscilante tan nueva que no hay acuerdo sobre su nombre. Unos la llaman “Holograma Cuántico”. Suena muy técnico. El Dr. Edgar Mitchel, ex-astronauta con quien he compartido escenario, la llama “Mente Natural”. Stephen Hawkin la llama “Mente Divina”. Otros, “el Campo”. En 1944, el padre de la Física Cuántica, Max Planck, lo identificó como “la Matriz”. Dijo que bajo todo lo visible, incluído nuestro cuerpo, existe una mente consciente e inteligente; lo dijo en 1944. Esta mente es la matriz de la materia. De ahí salió la saga de Matrix y otras más actuales.

Sabemos que podemos influir en ese campo de formas que estamos descubriendo con el corazón, no con la mente.

La mente es importante; los antiguos la distinguen de los sentimientos, las emociones. Éstos, centrados en el corazón, son emociones coherentes. Sentir amor, compasión, comprension, perdón, cambia la autoestima. Esto altera los campos electromagnéticos del corazón, y éstos cambian la materia que forma lo que nos rodea.

El corazón es el campo magnético más fuerte del cuerpo, y el campo eléctrico más fuerte; más que el cerebro, que también genera esos campos. Pero el corazón es más fuerte. Ahora la ciencia dice que, al cambiar el campo del átomo, cambias los átomos que nos componen. Los sentimientos inciden en el campo que interconecta la materia y alteramos nuestra realidad de forma casi milagrosa para nuestra ciencia.

Es el secreto que sólo nosotros ignoramos. La ciencia apenas empieza a entenderlo. Las antiguas culturas indígenas parten de ahí, de que todo está conectado y somos parte de ello. Van más allá y nos enseñan a actuar sobre el cuerpo para curarnos y sanar a otros.

Al cambiar la autoestima, el cuerpo lo refleja. No tiene que ser un proceso lento, puede ser muy muy rápido, en minutos. Tenemos vídeos de hospitales sin medicinas en Pekín, donde emplean estas prácticas desde hace miles de años. Vemos el cuerpo de una mujer con un tumor que, según nuestra ciencia, es inoperable, y tres médicos que entienden el lenguaje emocional. Crean en sí mismos un sentimiento, no ven el tumor como un mal; ven a la mujer entera, sana, vital, del todo capacitada. Intensifican ese sentimiento, el cuerpo de ella lo refleja, y se ve en sonogramas que el tumor desaparece en tres minutos. La realidad cambia deprisa.

La ciencia occidental se desmarca de esto. He hablado con científicos y médicos que dicen: “Es un milagro. Lo estudiaremos cuando hallemos cura para el cáncer o una forma mecánica de curar, un proceso mecánico”.

Ahora sabemos que el cuerpo es un reflejo de algo no físico. La ciencia sólo empieza a verlo.

Los tres médicos de Pekín no juzgaban el tumor como bueno o malo. Era sólo una posibilidad cuántica entre muchas. Dijeron: “Elegiremos otra”. Es una visión sutil, y muy distinta: admiten lo que hay e invitan otra posibilidad, en vez de atacar lo que hay y manipularlo o extirparlo, en el caso del tumor, someter la realidad por la fuerza. Ellos aceptan el momento y lo cambian en el plano cuántico. Sienten como si se hubiera dado otra posibilidad, con lo que permiten que esta posibilidad sustituya la actual, sin juzgarla.

UNA AFIRMACIÓN POSITIVA ES MÁS QUE UN PENSAMIENTO

Yo era ingeniero aeroespacial en Denver al final de la guerra fría, en los 80, con la famosa nube marrón sobre Denver. Los coches tenían que circular en días distintos. Fuí a casa de un colega que me llevara al trabajo. Llegué temprano. Nunca había estado allí. Fuí al lavabo. Tenía notas con afirmaciones pegadas por todo el baño. Decían: “Mi compañero perfecto está ante mí ahora”. Tenía el salpicadero y el retrovisor lleno de notas que decían eso. En su despacho, lo mismo, en las paredes y el TRC.

Le pregunté si le funcionaba eso. Dijo: “No, nunca. ¿Quién querría estar conmigo, un simple ingeniero?”.

Tenía poca autoestima.

Pensé en su uso de las afirmaciones y en otros a quienes les funcionaba. La diferencia es que para él era un proceso mental que no iba más allá de su autoimagen y su autoestima. El pensamiento es importante; como dicen los textos sánscritos. Dicen que es la imagen de la posibilidad cuántica.

En el reino de las posibilidades, todo existe ya; la relación de pareja perfecta, y la peor posible; la luz y la oscuridad; la sanación y el sufrimiento ya están allí. Los antiguos nos invitan a acceder a esas posibilidades con la mente; ese es su poder: aislar una de esas posibilidades, aprehenderla e identificarla. Pero para insuflarle vida se requiere sentimiento: el amor o el temor hacia esa posibilidad sirven para incorporar esa posibilidad cuántica a nuestra vida diaria. No hace falta saberlo, sólo sentirlo. Pero la ciencia que hay tras todo ello es el propósito.

Por eso importa la autoestima: cuando sentimos, como mi amigo, que nadie quiere estar con nosotros, como él decía, su afirmación era algo vacío, una idea sin energía para traerla al mundo.

Conozco ejemplos contrarios de gente que hizo una lista de atributos de un compañero ideal. -Funciona con la sanación, con la paz… pero para el ejemplo hablo de relaciones de pareja.- Hacen esa lista e imaginan que ya mantienen esa relación. ¿En qué ha cambiado su vida ahora que tienen una pareja ideal? ¿Cómo son sus veladas, cómo pasan el rato, qué sienten al compartir su vida?

Viven esos sentimientos todo el día de la mañana a la noche, no es cosa de un minuto por la mañana. Nos convertimos en ello, simulamos esas experiencias, las atraemos y se cumplen rápidamente para algunos. Hay gente que sin acabar la lista sale a almorzar o a tomar un café, y se lo sirve la persona de su lista, se enamoran y se casan. Conozco casos así.

Es una cuestión de claridad, de especificidad, de ser personal, de tener claro cuáles son tus deseos personales.

Científicamente, parece ser que este campo, la matriz divina, es un espejo, un puente entre los mundos interior y exterior. Sólo nos devuelve lo que le damos. Albergamos sentimientos respecto a lo que no queremos, a lo que tememos. Nos levantamos, vemos las noticias, y nos pasamos el día esperando que no nos pase a nosotros.

Lo que me fascina es… ¿por qué interiorizamos lo que no queremos, y no lo contrario?

¿Cómo cambiaría la vida si obviáramos el ruido y eligiésemos siempre lo que queremos en nuestras relaciones, nuestra economía, empleo, o familia? ¿Cómo sería la vida?

Hay indicios científicos de cómo sería exactamente la vida, pues rápidamente viviríamos lo que hemos creado.

LA UNIÓN DEL PENSAMIENTO Y LA EMOCIÓN

Como científico, pues me formé en la ciencia pura y dura, ví que esa formación no admite que la experiencia interior influya en el mundo exterior. Y crecí en una comunidad conservadora del Medio Oeste, en Kansas City, Missouri. Allí los sentimientos se meten en el mismo saco que los pensamientos; no se habla mucho de ello, y menos entre hombres. Así me crié.

En otras culturas… vuelvo a hablar de esa sabiduría que existía en Occidente hasta el s.IV. Hace 1.700 años la suprimieron de nuestra tradición espiritual, recortando la Biblia. No se suprimió en otras culturas, por eso vale la pena estudiarlas.

Distinguen tres experiencias separadas y relacionadas, que todos tenemos en nuestro cuerpo: pensamiento, sentimiento y emoción.

La diferencia: el pensamiento está en los tres centros de energía superiores del cuerpo. En la tradición sánscrita hay siete centros de energía, o chakras. Los tres superiores tienen que ver con los procesos lógicos. Podemos pensar en la relación perfecta, o la paz entre las naciones, pero sólo lo atraeremos a nuestra vida si insuflamos emoción a esa idea.

La emoción procede de los tres centros creativos inferiores.

La fuerza de la emoción dota de vida a nuestro pensamiento, y ambas energías se juntan en el centro que falta: el corazón, que los científicos llaman “oscilador de cristal líquido del pecho”, y nosotros “corazón”. Genera ondas electromagnéticas que influyen en lo que nos rodea, según nuestros pensamientos y la emoción que les infundamos.

El sentimiento, según la tradición sánscrita, es la unión del pensamiento y la emoción. Lo interesante es que según esa tradición, sólo hay dos emociones primarias: el amor, y lo contrario del amor.

Al profundizar, ves que son dos aspectos de lo mismo. Al pensar, insuflamos el amor o el temor hacia ese pensamiento para crear el sentimiento, que se traduce en tristeza, o dicha, o compasión, o ira… No son emociones, sino sentimientos. Algunos dirán: “Son matices, qué más da”. Son diferencias sutiles en la visión antigua de esta técnica interior.

Podemos imbuir una misma afirmación de emociones distintas y obtener sentimientos diferentes.

Y este es el gran secreto que se borró de la tradición judeocristiana cuando en el siglo IV se suprimieron 20 libros y se condensaron y modificaron otros 26. Esta información consta en los “Rollos del Mar Muerto”, los textos coptos y gnósticos. Ahora sabemos qué dicen. Lo interesante es que sin ellos tendemos a necesitar la validación de la palabra escrita para sentir ese poder.

Todos intuyen que el cuerpo tiene un gran potencial. En todos los continentes he preguntado a mis oyentes: “¿Lo sentís?”, y dicen: “Sí, lo intuímos pero no lo captamos. ¿Por qué?”. Intuímos que hay algo más en nosotros, pero necesitamos que un texto de 6.000 años o un estudio científico lo confirmen. Ese es el valor de esos textos, las palabras literales de Santo Tomás en su Evangelio perdido, que dicen: “Cuando los dos se unan…” -el pensamiento y la emoción- “le dirás a la montaña “muévete”, y ésta se moverá”.

Yo creía que era una metáfora, pero para mí mover un tumor del cuerpo de una mujer es mover una montaña. Se logra uniendo pensamiento y emoción.

EL SENTIMIENTO ES UN LENGUAJE

En 1998 viajé a las tierras altas de China y Tibet. Nos concedió audiencia un abad, el anciano lider de una secta del monasterio. Murió hace un par de años. Me alegro de haber hablado con él. Le hice la misma pregunta que a los monjes, monjas y chamanes en Perñu y Bolivia. Y me dio una respuesta clara. Le dije: “Cuando les vemos rezar en la sala de oración 12, 16, 18 horas al día, con campanas, cuencos, mantras, gongs e incienso, les vemos por fuera, pero ¿qué hacen por dentro?”

Me miró y dijo: “No has visto nuestros rezos, pues no se pueden ver. Lo que ves es lo que hacemos para crear el sentimiento, y el sentimiento es el rezo”. Me devolvió la pregunta: “¿Cómo lo hacéis vosotros?”.

Pensé en ello y comprendí que al perder las palabras en nuestra tradición espiritual, que nos dicen que el sentimiento es un lenguaje que le habla al cuerpo, pensamos que las propias palabras son los rezos o afirmaciones, y las repetimos en los momentos adecuados. Decimos una y otra vez nuestra afirmación, y si no funciona nos frustramos y culpamos a nuestra afirmación. Hemos perdido el lazo entre sentimiento y emoción.

Cuando estaba en el monasterio tibetano, y murió el abad, lo sustituyó uno nuevo, más joven, pero de ochenta y tantos años. Le hice una pregunta. Esto era en 2006. Dije: “¿Cuál es la fuerza, según su tradición, que conecta el universo, que lo mantiene unido?”.

A través del intérprete respondió con una palabra, y creí oír mal, así que pedí que la repitiera. Volvió a decir: “Compasión”.

Dije: “Un momento. ¿La compasión es una fuerza que lo une todo, o es una experiencia propia?”. Dijo: “Sí”.

Fue una revelación para mí. Implica que podemos sentir la materia que lo une todo. No somos tan distintos de las partículas, o de las estrellas, o el tumor que vemos, el sufrimiento de los nuestros o la paz mundial. Todo es parte de lo mismo.

EL TAMAÑO DE UN GUISANTE

Es más que un ejercicio intelectual: cómo saber que somos parte del todo.

Hay un modo. En 1997, un experimento en Ginebra saltó a los titulares. Tres mil seiscientos enviados de publicaciones científicas estaban allí. No salió en la portada del Times o del USA Today, aunque debería. El experimento demostró, en definitiva, que si coges la materia que compone el mundo, una partícula, y divides la partícula y envías los trozos a sitios distintos, como en el experimento que envió una partícula 10 km hacia allí, y la otra 10 km hacia allá, de modo que estaban a 20 km, pero seguían unidas energéticamente. Cuando se actuaba sobre una partícula, la otra parecía sufrir el mismo efecto, a veces incluso antes de que actuaran sobre la primera. Es alucinante, ¿cómo es posible?

Esto nos dice que, una vez que la materia se une, aunque se separe, sigue unida por la energía. Es importante, pues si retrocedemos en el tiempo, todas las partículas del universo que se expanden estaban concentradas en un punto del tamaño de un guisante, según los modelos informáticos. Si pudieras eliminar todo el espacio entre todas las partículas y comprimirlas al tamaño de un guisante, tú, yo, y los oyentes formábamos parte de la misma partícula que compone el universo. Aunque esas partículas se separan, como muestran los estudios, energéticamente seguimos unidos.

VUELTA AL PUNTO DE PARTIDA

Cuando olvidamos que somos parte de lo que vemos, seguimos una senda tecnológica, sin la sabiduría de incluirnos en la ecuación. Nos creímos separados del mundo exterior. La tecnología ha llegado tan lejos que nuestra vida está amenazada por nuestra tecnología: la guerra, los virus o el cambio climático.

Volvemos al punto de partida. Para sobrevivir a esta época, debemos incluirnos en la ecuación, las oraciones, las afirmaciones, las creencias, el lenguaje. Al comunicarlos desde el corazón, tienen un gran impacto inmediato en nuestro cuerpo y en el mundo. Nos invita a ser conscientes de lo que albergamos en el corazón, como nuestra realidad, porque lo vivimos, la luz y la oscuridad, los temores y las dichas.

LA MATRIZ DIVINA ES LITERAL

Empezamos a comprender que la emoción y las creencias son, literalmente, un lenguaje no verbal que el Campo entiende.

El Campo funciona en “tiempo real”. No sabe qué pasará dentro de un rato.

Así que si dices en tu afirmación: “Dentro de 20 minutos quiero que se manifieste mi pareja ideal”, no sabe qué significa eso. Es una aplicación a tiempo real. Los antiguos y los monjes nos animan a vivir el hoy. Dicen que debemos ser muy concretos respecto a lo que queremos, porque es útil entender que, en el mundo de la posibilidad cuántica, en el cóctel nebuloso de todas las posibilidades, lo que hacemos es aislar una. Si no somos concretos sobre esa posibilidad, ¿cómo puede ser concreto el Campo sobre lo que nos da?

SOMOS MÁS QUE NUESTROS ERRORES

Podemos llegar a trascender los límites, las leyes físicas y biológicas del pasado. Nuestro poder va más allá.

Somos más que los errores, el sufrimiento, los límites que creíamos tener.

Es lo que me hace decir: “Vaya, esto me inspira”.

——————————————————————————–
Navega con el navegador más seguro de todos. ¡Descárgatelo ya!

——————————————————————————–
Disfruta de un resumen diario de tu Hotmail en tu móvil Movistar. ¡Accede ya!

No hay enfermedades sino enfermos

Fuente: Alish/Misterios de la Astrofisíca/División médica de StarViewerTeam International 2010.

La OMS no está de vacaciones. En pleno agosto acaba de declarar el fin de la pandemia de la gripe A, curiosamente en las mismas fechas en que Jane Burgermeister, la periodista austriaca que destapó el escándalo de las vacunas contaminadas, y que denunció a la Baxter y a la OMS… está siendo juzgada.

El médico Juan Gervas, siempre crítico con la actuación de las autoridades sanitarias, ha hecho público un comunicado en el cual denuncia que la falta de análisis de la respuesta a la crisis y el cerrar en falso un error mundial monumental, sugieren que hubo malicia sanitaria. Que los daños de tal imprudencia son el descrédito de las autoridades sanitarias mundiales y españolas, el impacto negativo en la salud y el despilfarro de miles de millones de euros. Por lo tanto exige:

El análisis científico de la gestión de la crisis de la pandemia de la gripe A, con publicación y difusión de sus conclusiones y el procesamiento político y penal de las autoridades que gestionaron esa crisis.

Ofrecemos este impresionante reportaje Dirigido y producido por Alish, una de las mejores periodistas independientes de España.

http://vimeo.com/14189554


Conferencias de Pilar Sordo

Fuente: Liliana.(Montón de temas tratados con humor: conductas femeninas, masculinas, familia, relaciones de pareja, educación de los hijos, pero sobre todo, la responsabilidad con la felicidad propia.
un poco de paciencia para completar todos los videos y seguro q se disfruta y hasta se cambia el chip).

http://www.videosurf.com/webui/inc/go.php?redirect=http%3A%2F%2Fwww.youtube.com%2Fwatch%3Fv%3DnAF1oYesS5E%26feature%3Dyoutube_gdata&client_id=ffext

http://www.videosurf.com/webui/inc/go.php?redirect=http%3A%2F%2Fwww.youtube.com%2Fwatch%3Fv%3DsvKbTAkG6Bo%26feature%3Dyoutube_gdata&client_id=ffext

http://www.videosurf.com/webui/inc/go.php?redirect=http%3A%2F%2Fwww.youtube.com%2Fwatch%3Fv%3D-rUGJJZiE7A%26feature%3Dyoutube_gdata&client_id=ffext

http://www.youtube.com/view_play_list?p=757F1DB6C64BB50A&playnext=1&v=j28yCS3-gu4

http://www.youtube.com/view_play_list?p=0344B6735FD98B84&playnext=1&v=oxtMwDsxPM0

http://www.videosurf.com/video/pilar-sordo-valdivia-06-12-1213786523