Malí, donde África se cuenta a sí misma y al mundo

Fuente:  Literafricas                                                                                                        19 febrero, 2018

Escritores, poetas y artistas de todo el mundo están compartiendo desde el 17 al 24 de febrero, en la “Rentrée littéraire du Mali 2018“, la necesidad de renovar el mundo reinventado sus narrativas. 

Aprovechando la celebración de su 10º aniversario este evento no debe pasar desapercibido. Estamos hablando de uno de los máximos acontecimientos del continente en torno a las letras africanas que este año aporta una novedad mástan interesante como su programa: se celebrará en Bamako, como es habitual, pero se extenderá a las históricas ciudades de Tombuctú y Djenné.

Tomando como tema central la imagen de la unión, el vínculo o enlazar puentes, bajo el título de la canción “L’humanité est un lien – Maaya ye juru ye” nos hablan de un mundo lleno de letras, ya sean del continente o a través de “puentes literarios” del resto del planeta. Así, durante cuatro frenéticos días se alternarán los debates, ponencias, intercambios, mesas redondas, exposiciones, múltiples talleres de todo tipo y por supuesto premios literarios.

Crear un público lector

“La Rentrée Littéraire du Mali” nació en 2008 por un grupo de autores que sintieron la necesidad de visibilizar la escritura que se estaba haciendo en el mismo país. Como ellos mismos afirman: frente a las dificultades que tiene el libro allí, la falta de espacio para la promoción de creaciones literarias y la insuficiencia de los medios de difusión, se inició este evento como respuesta.

La meta siempre ha estado clara: crear más público lector, hacer que las personas sientan que los libros son necesarios. Lo anterior corre paralelo a la idea de conseguir que Malí dejara de ser un país que solo recibe libros para empezar a ser también uno que los creara e incluso  exportara.

En la actualidad, está dirigido por un equipo cada vez más internacional, en cuya cabeza se encuentra Ibréhima Aya, que ha propuesto un programa que rinde homenaje a los escritores del pasado sin perder de vista las novedades que se están produciendo.

Los desconocidos autores malienses

Este año el invitado especial será el músico marfileño Alpha Blondyque dirige un programa literario desde 2015 en la radio, “Radio Livre”, donde lee libros en voz alta. La novedosa idea le ha permitido acercar la lectura a un gran público y a la manera de los griots “leer otra vez con los oídos”.

Junto a él estarán más de 100 autores malienses (Ousmane Diarra o Aida Mady Diallo, entre ellos). Además de otro nutrido grupo de autores que participarán en varias mesas redondas, llegados de todas las partes del continente: Tierno MonénemboKamel DaoudVeronique TadjoGabriel OkoundjiNii Ayikwei ParkesAnanda DeviSami TchakJosé Eduardo Agualusa o Felwine Sarr, entre otros.

Lista de escritores/as malienses

Lista de escritores/as malienses. 2º

Me llamo Suleimán se estrena en Malí

El escritor Antonio Lozano se encuentra en la actualidad en tierras malienses. Además de participar en varias mesas redondas, el próximo 21 de febrero estrenará allí, en el Teatro Blonba, su obra Me llamo Suleimán que ya se viene representando desde hace   tres años en Canarias. La obra está dirigida por Mario Vega y está interpretada por una sola actriz, Marta Viera.

Dirigida a un público juvenil, la necesidad de escribir Me llamo Suleimán, le surgió al escritor grancanarino, nacido en Tánger, al comprobar cómo “los prejuicios que han llevado a rechazar al inmigrante en muchos sectores de la sociedad española han calado incluso entre niños y jóvenes que llegan a decir `cosas terribles´, como que recibirían a pedradas a quien arriba exhausto en patera, convencidos de que viene a quitarles lo suyo.”

Me llamo Suleimán (Anaya, 2014) narra la aventura de un joven, quien harto de la terrible situación de pobreza que vive en su país, Malí, decide marcharse junto a su amigo Musa a la próspera Europa. Allí esperan trabajar y conseguir suficiente dinero para regresar y montar sus negocios para ayudar a sus familias, pero el viaje es duro y difícil, y en el transcurso del mismo también aparecerá la muerte. Contado en forma de autobiografía, la cercanía de la voz del narrador conmueve al lector transmitiéndole la vida de “alguien a quien se termina conociendo que añade a los dramas impersonales de cada día el dolor vivido y una profunda sensación de injusticia.”

“Suleimán se dirige a nosotros porque necesita salir del anonimato en el que le ha sumido nuestra sociedad –precisa Antonio Lozano- Los inmigrantes son, para muchos de nosotros, una masa uniforme. Como mucho, distinguimos entre magrebíes y subsaharianos. Olvidamos que son individuos, seres humanos. Cada uno, con su propia historia y sus razones para tomar una gran decisión, que yo, personalmente, considero heroica y generosa: emigrar. Abandonar su pueblo, su país y conseguir subsistir y que su familia también subsista”.

Antonio Lozano en Malí. Foto: José Naranjo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *