Malawi, Ghana y Kenia, pionerosen vacunar contra la malaria

Fuente: Umoya nº 96 – 3er trimestre 2019                                            Anuska Benítez, comité de Albacete.

Una nueva esperanza ha llegado hasta el corazón de África: la puesta en marcha en Malawi el pasado mes de abril de un programa de vacunación contra la malaria, que ahora se está implantando  también en Ghana y en Kenia y que podrá salvar decenas de miles de vidas.

Imagen relacionada

Un nuevo rayo de luz alumbra al continente africano, ante la consecución definitiva, después de treinta años de investigación, de la primera vacuna para prevenir la malaria o paludismo. La Organización Mundial de la Salud (OMS) anunciaba el pasado 23 de abril del desarrollo de un programa piloto de vacunación infantil contra esta enfermedad (transmitida por el plasmodium, un parásito que llega a la sangre humana a través de la picadura de algunas especies del mosquito Anopheles) por parte del Gobierno de Malawi, lo que supone todo un hito para la historia de la salud mundial. Se trata del primero de tres países africanos donde la vacuna, conocida como RTS,S, se podrá administrar a niños de hasta dos años.

Ghana también puso en marcha la campaña de vacunación el pasado 30 de abril, y Kenia lo hará a lo largo de este año. Según anunciaba el director del programa mundial de malaria de la OMS, el español  Pedro Alonso, “se ha empezado a vacunar por primera vez de forma rutinaria, no como parte de una investigación, sino como un producto listo para ser usado”, lo que da una idea de la envergadura de la iniciativa, coordinada por la propia OMS con los ministerios de salud de los tres países implicados.
La malaria es una de las principales causas de muerte en el mundo. Según la OMS, la mayoría de esas muertes se producen en África, donde más de 250.000 niños mueren cada año a causa de la enfermedad. Los niños menores de 5 años corren mayor riesgo de sufrir complicaciones que pueden poner en peligro su vida. El paludismo se cobra la vida de 435.000 personas al año en todo el mundo, en su mayoría niños.
Un gran paso para erradicar la malaria Después de 30 años de desarrollo, la RTS,S es la primera y hasta la fecha la única vacuna capaz de reducir drásticamente el paludismo entre la población infantil. Los ensayos clínicos realizados han puesto de manifiesto que la vacuna previene aproximadamente cuatro de cada diez casos de paludismo clínico y tres de cada diez casos de paludismo grave potencialmente mortal.
El programa piloto ha sido concebido para adquirir experiencia y generar datos probatorios, a fin de que la OMS pueda utilizarlos en la formulación de recomendaciones sobre políticas relativas al uso generalizado de la vacuna antipalúdica RTS,S. Las dosis se  ncorporan al calendario vacunal del sistema de salud público y se comienzan a suministrar a los 6 meses, con recordatorios a los 7, 9 y 24 meses.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *