La Sanidad Pública en el puesto de mando

Fuente: http://loquesomos.org/la-sanidad-publica-en-el-puesto-de-mando/                                                                                                                                        Acacio Puig                                                                                                                  24.03.2020

Acacio Puig*. LQS. Marzo 2020

Tenemos ante nosotrxs una oportunidad histórica de poner la Sanidad Pública en el puesto de mando y también posibilidad de imponer –porque nadie nos regalará nada- espacios de Control Social de la misma por Trabajadorxs y Usuarixs

Su control por trabajadorxs y usuarixs ¡También!

La pandemia aparece como el revelador brutal de las carencias de nuestra sanidad pública, carencias producto de la prolongada y criminal política de privatizaciones. De ellas es responsable la degeneración capitalista neo-liberal y el modelo de globalización acuñado por el poder (financiarización + precarización + desempleo + privatizaciones + patriarcado + neocolonialismo + expolio de recursos naturales y envenenamiento de la biosfera…). Una política biocida, al servicio del beneficio privado y responsable por tanto, de décadas que han laminado recursos, empleo, investigación, en nuestro sector sanitario. Mala apuesta que sitúa a España en récords macabros y en el punto de mira de la Justicia Laboral Internacional.

Algo esencial constatamos a diario: la mayoría de las informaciones fundamentales procede de la población y lxs trabajadorxs sanitarios. Son ellos quienes suministran datos precisos y exigencias de medidas concretas que constatan a pie de obra. Esa está siendo la base más útil de las informaciones oficiales.

Pero un ¡Alerta! Como es habitual en la historia, la regresión esperable de la pandemia convertirá de nuevo en feroces privatizadores a quienes la fuerza de los acontecimientos lleva estos días a exigirlo todo a la sanidad pública o a buscar en ella su asilo (en menoscabo de sus seguros médicos privados)… en definitiva, ideologías políticas que volverán a su canallesca inquina de destroyers.

Y sin embargo, tenemos ante nosotrxs una oportunidad histórica de poner la Sanidad Pública en el puesto de mando y también posibilidad de imponer –porque nadie nos regalará nada- espacios de Control Social de la misma por Trabajadorxs y Usuarixs. Sí, se trata pues de desempolvar las bases de la saludable herencia revolucionaria del Control Obrero; al menos de poner en pie el diseño de una tarea tan imprescindible, como posible y cargada de futuro. ¿Cómo hacerlo? Difícil en este indeterminado lapso de “embalsamamiento de la acción social”. La situación de excepción, el confinamiento y la militarización, complica todo tanto que ya empiezan a inventarse sustitutos de emergencia, como las manifestaciones virtuales.

Y sin embargo, los Sindicatos (todos… basta ya de caracterizar como de clase solamente a los actualmente mayoritarios), las Asociaciones y Colectivos, los Partidos de Izquierda (“muy” o “poco” de izquierda) estamos, ética y políticamente obligados, a tomar nota y avanzar las tácticas que engarcen con estrategias de la toma de palabra, la toma de decisiones por la población organizada. Eso es el control. primer paso hacia la Autogestión… algo cualitativamente diferente al apoyo ciego y al voto cada cuatro años. ¿Se avanzará en ese sentido?

Si se hace, daremos un salto adelante en el empoderamiento social que apuntará en la dirección correcta, la de la emancipación del género humano. Y además, semejante autoorganización nos capacitará para el protagonismo en la acción colectiva que salve al Planeta de la Catástrofe Climática… (No olvidemos que en comparación con ella, el coronavirus es solo un trágico sarampión).

Si no se hace –y se trata de un combate en que tenemos que estar todxs- no aprenderemos nada de esta gravísima crisis y perderemos la oportunidad de avanzar hacia una sociedad de Libres e Iguales… bien al contrario, seguiremos chapoteando en la barbarie y acelerando la implosión de la especie en un Planeta que, no lo olvidemos, está herido de muerte.

* Acacio Puig, artista plástico. Militante de la izquierda revolucionaria, represaliado por el franquismo, activista memorialista de la asociación «En Medio de Abril».

Síguenos en Facebook: LoQueSomos Twitter@LQSomos Telegram: LoQueSomosWeb Instagram: LoQueSomos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *