Archivo de la categoría: Prensa para pensar

Si lo sé no lo leo… Aquí­ recopilamos algunas informaciones que no aparecen en los medios de comunicación “oficiales” que esperamos te harán remover en el sillón.

Irán está en contra de las armas de destrucción masiva .

jueves 15 de abril de 2010

Un funcionario del Ministerio iraní del Exterior dijo el jueves que su país está en contra de las armas de destrucción masiva, según informó el canal satelital local Press TV.

“Irán está en contra de las armas de destrucción masiva (…) y consideramos que estas (armas) van en contra de la humanidad”, señaló la fuente citando las declaraciones de Mohammed Mehdi Akhoundzadeh, quien también es el secretario de la conferencia de desarme nuclear que se celebrará el 16 y 17 de abril en Teherán. Seguir leyendo Irán está en contra de las armas de destrucción masiva .

España: La inseguridad del Secretario de Estado de Seguridad

jueves 15 de abril de 2010

J. M. Álvarez

El secretario de Estado de Seguridad, Antonio Camacho, ha declarado acerca de la última razzia desarrollada en el Pais Vasco que “no se trata de la detención de abogados del entorno de la banda, sino de presuntos integrantes de ETA que defendían en los tribunales a presuntos integrantes de la banda terrorista”. Tanta presunción abruma. Presunto, significa ser tan sólo sospechoso, aunque las sospechas suelen hacerse “la verdad que interesa” con sospechosa celeridad.

Cauteloso el señor Camacho. Quizás se deba a la resolución del caso Egunkaria, o a las declaraciones de su socio el ex fiscal anticorrupción Carlos Jiménez Villarejo que, citando a la Judicatura española, dijo que en tiempos franquistas “fueron cómplices hasta el último día de las torturas de la Brigada Político-Social y nunca abrieron una causa ni siquiera por lesiones durante 40 años” y recordó que jueces y fiscales, que hoy ocupan altos cargos, formaron parte del  Tribunal de Orden Público que ahora se llama Audiencia Nacional. Huelgan comentarios.

Y ya que son ellos quienes hablan de torturas y jueces en activo que sabían de su existencia en tiempos pasados, (y que Amnistía Internacional sigue denunciando en tiempos presentes), el señor Camacho debería explicar por qué no respondió, y cortó bruscamente, la entrevista que le realizaba una televisión australiana en el momento en que le preguntaron si en España se torturaba a los miembros de ETA cuando eran detenidos.

Dice el secretario de Estado de Seguridad, que el Gobierno “respalda a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado en cualquier función desarrollada por éstas”. ¿En cualquier función?

Binderberg, el Olimpo de los depredadores

jueves 15 de abril de 2010

Jaime Richart (especial para ARGENPRESS.info)

La localidad barcelonesa de Sitges se prepara para acoger a los miembros del selecto Club Bilderberg entre el 3 y el 6 de junio. El club está formado por un centenar de los más influyentes políticos, banqueros y empresarios del mundo.

Clinton, Blair y Obama fueron convocados a la cumbre poco antes de presidir sus países. El club ya se reunió en España en 1989. El entonces presidente Felipe González recibió a los denominados “sumos pontífices del capitalismo” en La Toja (Pontevedra). En aquella ocasión, asistieron políticos como Boyer, y el ex secretario general de la OTAN Lord Carrington, Kissinger o Rockefeller. Seguir leyendo Binderberg, el Olimpo de los depredadores

Gripe A: ¿Y los cerdos?

Diario de Navarra. Gustavo Duch. 19 de abril de 2010

Un año después del inicio de la gripe H1N1 hemos aprendido mucho del sistema sanitario mundial. Investigaciones y denuncias a contracorriente han sido claves para desvelar los tejemanejes de la industria sanitaria junto con –digamos- el beneplácito de gobiernos y de la Organización Mundial de la Salud. Pero ¿qué hemos aprendido del sistema agroalimentario? Seguramente ustedes recordaran que lo que hoy llamamos Gripe A era denominada Gripe porcina, mostrando su relación con los virus influenza que se desarrollan en los cerdos. Y quizás también tienen presente una de las primeras suposiciones del origen del foco infeccioso, al niño Edgardo Hernández al que se le diagnosticó la enfermedad en el pueblecito de La Gloria en el Valle del Perote, México. Casi automáticamente no se dudó en señalar como principal sospechoso del contagio a las granjas Carroll instaladas en la zona. La relación de esas granjas industriales porcinas con la nueva gripe parecía evidente. Pero esa opción no se ha confirmado técnicamente por varias razones. Seguir leyendo Gripe A: ¿Y los cerdos?

Los derechos del hombre y la tierra

Eduardo Galeano

Mensaje del autor de Las Venas abiertas de América Latina a los asistentes a la Cumbre de la Madre Tierra que se celebra la semana que viene en Bolivia, como alternativa a la Cumbre sobre el Cambio Climático en Copenhague

Lamentablemente, no podré estar con ustedes. Ojalá se pueda hacer todo lo posible, y lo imposible también, para que la Cumbre de la Madre Tierra sea la primera etapa hacia la expresión colectiva de los pueblos que no dirigen la política mundial, pero la padecen.

Ojalá seamos capaces de llevar adelante estas dos iniciativas del compañero Evo [Morales, presidente de Bolivia], el Tribunal de la Justicia Climática y el Referéndum Mundial contra un sistema de poder fundado en la guerra y el derroche, que desprecia la vida humana y pone bandera de remate a nuestros bienes terrenales.

Ojalá seamos capaces de hablar poco y hacer mucho. Graves daños nos ha hecho, y nos sigue haciendo, la inflación palabraria, que en América Latina es más nociva que la inflación monetaria. Y también, y sobre todo, estamos hartos de la hipocresía de los países ricos, que nos están dejando sin planeta mientras pronuncian pomposos discursos para disimular el secuestro.

Hay quienes dicen que la hipocresía es el impuesto que el vicio paga a la virtud. Otros dicen que la hipocresía es la única prueba de la existencia del infinito. Y el discurserío de la llamada “comunidad internacional”, ese club de banqueros y guerreros, prueba que las dos definiciones son correctas.

Yo quiero celebrar, en cambio, la fuerza de verdad que irradian las palabras y los silencios que nacen de la comunión humana con la naturaleza. Y no es por casualidad que esta Cumbre de la Madre Tierra se realiza en Bolivia, esta nación de naciones que se está redescubriendo a sí misma al cabo de dos siglos de vida mentida.
Bolivia acaba de celebrar los diez años de la victoria popular en la guerra del agua, cuando el pueblo de Cochabamba fue capaz de derrotar a una todopoderosa empresa de California, dueña del agua por obra y gracia de un Gobierno que decía ser boliviano y era muy generoso con lo ajeno.

Esa guerra del agua fue una de las batalla s que esta tierra sigue librando en defensa de sus recursos naturales, o sea: en defensa de su identidad con la naturaleza. Bolivia es una de las naciones americanas donde las culturas indígenas han sabido sobrevivir, y esas voces resuenan ahora con más fuerza que nunca, a pesar del largo tiempo de la persecución y del desprecio.

El mundo entero, aturdido como está, deambulando como ciego en tiroteo, tendría que escuchar esas voces.
Ellas nos enseñan que nosotros, los humanitos, somos parte de la naturaleza, parientes de todos los que tienen piernas, patas, alas o raíces.

La conquista europea condenó por idolatría a los indígenas que vivían esa comunión, y por creer en ella fueron azotados, degollados o quemados vivos.

Obstáculo al progreso

Desde aquellos tiempos del Renacimiento europeo, la naturaleza se convirtió en mercancía o en obstáculo al progreso humano. Y hasta hoy, ese divorcio entre nosotros y ella ha persistido, a tal pun to que todavía hay gente de buena voluntad que se conmueve por la pobre naturaleza, tan maltratada, tan lastimada, pero viéndola desde afuera. Las culturas indígenas la ven desde adentro.

Viéndola, me veo. Lo que contra ella hago, está hecho contra mí. En ella me encuentro, mis piernas son también el camino que las anda.

Celebremos, pues, esta Cumbre de la Madre Tierra. Y ojalá los sordos escuchen: los derechos humanos y los derechos de la naturaleza son dos nombres de la misma dignidad.

Fuente: Diario Público, 18/4/2010, p. 16

Mi Vida sin dinero

El ejemplo de Heidemarie Schwermer se resume en un gesto: cuando cobró el dinero de los ingresos correspondientes a la publicación de su libro ‘Mi vida sin dinero’ lo repartió entre mujeres maltratadas, asistentes sociales y diversos colectivos de ayuda. Y es que ella no lo necesitaba.

Su historia comienza cuando en 1994 crea una sociedad de trueque en Dormund, uno de los primeros de Europa. En él se intercambian tareas, no dinero: si tú sabes cocinar y me haces la comida, yo te arreglo el coche…

Este tipo de transacciones suponen un cambio radical en el sistema de concebir la economía…

Para empezar, tiene un efecto de refuerzo de la personalidad y de la confianza en uno mismo: ofreces lo que sabes hacer, con lo que la alienación que produce el formar parte de un trabajo que no te motiva y que no tiene nada que ver contigo desaparece.

Al mismo tiempo tiene un efecto absolutamente corrosivo hacia la estructura basada en el poder del dinero-deuda: como es una práctica basada en la confianza mutua y la solidaridad, destroza los
convencionalismos bancarios basados en el ‘ tanto tienes, tanto vales’ .

Aquí Esta frase no tendría significado pues, como todos sabemos hacer algo, todos somos igual de importantes. De hecho Heidemarie remarca la importancia de la igualdad en los intercambios.

En 1996 dio un paso más en su compromiso y decidió llevar a cabo su idea de vivir sin dinero. Regaló sus muebles, sus libros, dejó su casa de alquiler: el dinero lo recibieron sus hijos. Y empezó a vivir de acuerdo a los principios de intercambio de tareas: a cambio de cocinar para cinco personas tiene techo, o a cambio de terapias tiene internet o teléfono móvil. Y se considera tremendamente feliz.

Su postura no es fruto del momento: es la consecuencia de un análisis frío y racional del mundo donde vivimos. Por cierto: para el 2010 se anuncia un documental con su experiencia…

Estas son sus palabras en una entrevista de La Contra de la Vanguardia el 9-4-2002.

¿Cuánto dinero lleva usted encima?
Nada de nada.

¿Ni un solo euro?

¡Mis dedos no han tocado todavía un euro! Vivo sin dinero desde hace ya seis años.

¡Seis años! ¿Y de dónde saca la comida?
Me la dan en un restaurante biológico. A cambio, yo les cocino, les limpio…

¿Y la ropa?
Sé de personas con las que puedo intercambiarla.

Lleva al cuello un collarcito…

Un regalo. Yo también regalo cosas.

¿Como qué?

Mi tiempo, mi ayuda, mi conversación, mis habilidades… O las intercambio por un bono de autobús. El otro día ayudé a unos padres a resolver un conflicto con sus hijos y me regalaron sus pases para la ópera.

¿Entiende usted de niños?

Fui profesora de niños, y lo dejé. Luego fui psicoterapeuta, y lo dejé también.

¿Por qué?

Yo me hice profesora porque quería mejorar el mundo. Pero no avanzaba: el sistema educativo está concebido para alimentar el intelecto de los niños, pero no el corazón.

¿No exagera?

A los niños se les orienta para ser competitivos en algo, y así conseguir un trabajo y que ganen dinero y más dinero. ¿Eso es todo, señores? ¿Y qué pasa con sus vidas? ¿Lo ve? ¡Todo está enfocado a tener y no a ser!

Y cambió la pedagogía por la psicología.

Sí. Me especialicé en terapia gestáltica y ganaba mucho dinero en mi consulta. Tuve 15 coches sucesivos, una casa llena de cosas… Y tampoco me pareció que así el mundo mejorase mucho…

Y dejó también la psicología.

Lo dejé todo. Fui regalando a vecinos y amigos mis libros, el coche, mis muebles, mis pertenencias… Cuando el salón de casa quedó vacío… ¡me puse a bailar, a bailar..! Me sentí tan ligera, tan libre, tan feliz…

¿Y sus cuentas corrientes?

Mi madre siempre decía: ‘ ¡Cómo me gustaría que me tocase la lotería para regalaros dinero!’ Eso hice yo con mi dinero: lo repartí entre mis hijos y luego cancelé las cuentas.

¿No le han dicho que está loca?

Sí, muchas veces. Pero que conste una cosa: yo no incito a nadie a que haga como yo.

¿Y por qué hace esto?

Empecé a plantearme si realmente necesitamos tantas cosas, y comprar y comprar. Y me convencí de que no, de que son posibles formas de vida que no pasen por el dinero.

El dinero, como símbolo del coste de las cosas, es un invento práctico, comodísimo.

Fue un gran avance, es verdad, muy útil para el intercambio… hasta que se convirtió en un valor en sí mismo, y acumularlo es la meta, y su posesión mide el valor de la gente: ‘ tanto tienes, tanto vales’ .
¡Estoy en contra!

Cuando su casa quedó vacía, ¿qué hizo?

Abandonarla. Unos amigos iban de viaje y me dejaron la suya a cambio de arreglarles el jardín. Ahora duermo en la buhardilla de la oficina de unos amigos. Yo les limpio y me ceden también el uso de un ordenador.

¿No es una vida muy dura?

Al principio lo pasé mal. No quise pedir ayuda a nadie. La soledad… Fue duro. Pero, poco a poco, haciendo trabajos a cambio de cosas, creando una red de trueque…

¿Cómo es eso?

Fundé con otras personas, en Dortmund, un centro de intercambio de ‘ dar y tomar’ : cada uno da lo que tiene y toma lo que necesita. Clases de cocina por clases de idiomas, un par de horas de canguro por un corte de pelo, pintar un piso por arreglar un jardín…

No me imagino viviendo sin un duro…

Pues yo, ahora, ¡soy más rica que nunca! Tengo de todo. Y hago lo que me apetece…

Yo tengo que pagar el cole de los niños.

¡No le pido que haga usted como yo! Pero le sugiero pensar esto: ¿puede prescindir de algunas cosas por las que hoy se afana tanto?

Seguramente sí. Parece usted Jesús diciendo: ‘ Si tienes dos túnicas, regala una’ .

Ja, ja. O lo de ‘ las flores del campo no necesitan vestidos, ni los pájaros casa’ , ¿eh? Sí… ¡yo hasta abandoné la seguridad social!

Imagínese que se pone muy enferma.

¡No imagino eso! Si imaginas algo, induces que suceda… Y si quieres algo, lo logras. Entre mis amigos hay médicos que me cuidarían, y yo les compensaría luego.

No pagará usted impuestos, claro.

No. Como no tengo domicilio fijo, no tengo ni derecho a voto. Soy una ‘ sin techo’ .

Alguien podría decirle: ‘ Es usted una mujer antisocial y una insolidaria’ .
Y me lo han dicho. Que soy una vaga, una aprovechada… ¡Es muy injusto! Mi idea es que pueden hacerse cosas, cooperar y trabajar mucho sin que medie el dinero. Y lo hago. Verme hacerlo da rabia a cierta gente.

Descríbame cómo sería su mundo ideal.

Un mundo de individuos responsables: cada uno toma lo que necesita y da luego lo que puede: ¡todo el mundo tiene algo que ofrecer! Por ejemplo, en esta cafetería yo me tomaría un café y me iría… Se entiende que luego, en otro sitio, yo daría algo, un servicio, un trabajo, una ayuda a otro. ¡Serían menos horas encerrados trabajando en fábricas y habría
más relaciones interpersonales! Y se acabarían los abismos entre ricos y pobres.

Primero deberíamos ser todos santos.

Todos debemos mejorarnos a nosotros mismos: esto es muy importante y es viable.

¿Y qué hace con lo que gana con su libro?

Lo he repartido. Y ahora pido que me remuneren lo que escribo con servicios.

¿Aguantará usted así… hasta el final?

Sí, ¡me gusta mi vida! Escribo, hago cada día lo que me apetece: vivo. ¡Soy muy rica!

El incidente fue en Oglala, no en La Habana

Viernes 16 de abril de 2010

Pablo Soroa Fernández (AIN, especial para ARGENPRESS.info)

Sería injusto subestimar a priori la cultura del presidente norteamericano Barack Obama y dar por hecho su desconocimiento sobre los indios Sioux Oglala, tribu de alrededor de 40 mil miembros, perteneciente al grupo de los Teton-Lakotas, en la reserva indígena estadounidense de Pine Ridge.

Pero de lo que sí estamos seguros es que el Nóbel de la Paz ignora que,por iniciativa del famoso actor y director Robert Redford, se rodó en 1992 Incidente en Oglala: La Historia de Leonardo Peltier, documental que 18 años después de realizado no ha sidovisto en Estados Unidos ni en los países que conforman el Parlamento Europeo.

La libertad de expresión tanto exigida para las naciones que no se someten a sus designios, fracasa en casa propia, aunque muy pocos gobernantes en el mundo tengan valor para hacerle notar a Washington tal doblez.

Lo cierto es que mientras el Nóbel de la Paz aguza la pupila hacia territorio ajeno y glorifica a delincuentes comunes, en las salas de cine de su país y del también culto y “democrático” viejo continente, millares de personas de ideas avanzadas aspiran a observar en las pantallas las imágenes de la cinta en que se denuncian los 17 años de encierro -hasta aquel momento, ahora son 35– padecidos por el preso más antiguo del continente americano.

Considerado el Nelson Mandela de la causa indígena, Peltier fue acusado de la muerte de dos agentes del FBI en un tiroteo en Pine Ridge, en el cual perecieron 250 indígenas, masacre que contó con la pasividad y presuntamente el apoyo de los agentes federales estadounidenses.

Existen innumerables pruebas de la inocencia de Leonard Peltier, como también de las de otro inocente aun entre rejas: Mumia Abu-Jamal, huésped del pabellón de la muerte desde 1982 cuando fue acusado falsamente de matar a un policía de Filadelfia y se le negó el derecho a defenderse a sí.

Uno entonces se pregunta cómo Obama puede valorar lo que tienen otros entre manos, cuando en las suyas esas dos papas calientes delatoras de la hipocresía, el cinismo y el doble rasero de Estados Unidos en materia de derechos humanos, sin sumarle los casos de Posada Carriles, Orlando Bosh, Santiago Álvarez Magriñá, Carlos Alberto Montaner y comparsa, con tanta sangre de cubanos en su historial.

En el empecinamiento de ignorar lo que el pueblo ama a la Revolución, a Fidel y a Raúl, el exsenador por Illinois no ha sobresalido por su originalidad si se le compara con sus predecesores los cuales –unos, burdamente; otros, con cierta elegancia; todos sin éxito– trataron de interrumpir el socialismo en Cuba para que la ínsula caribeña retomara su condición de neocolonia.

Ahora abrigan la esperanza de avanzar algo en su sueño con la actual y poco decente maniobra que el editorial del periódico Granma califica como otro de los métodos puestos en práctica desde hace 50 años cuando el presidente Eisenhower aprobó el Plan de Acciones Encubiertas contra Cuba.

Un norteamericano ilustre, Benjamín Franklin, decía que la experiencia era una escuela muy cara, pero los imbéciles no aprendían en otra.

Señor Presidente, sin el ánimo de ofender o de influir en su conducta, aun está a tiempo de aprender las lecciones de Eisenhower, Kennedy, Johnson, Nixon, Ford, Carter, Reagan, Clinton, y los Bush.

Ninguno de ellos está en la Sala Oval. Otros, ya fallecieron. Y los más recalcitrantes, como era de esperar, disfrutan su retiro en el sitio ganado en sus mandatos: el basurero de la historia.

Correa y Crespo evadieron a Suiza cerca de 17 millones de euros

EFE MADRID
El presunto cerebro de la trama Gürtel, Francisco Correa, y su “mano derecha”, Pablo Crespo, evadieron a Suiza cerca de 17 millones de euros por medio de varias empresas “tapadera” creadas al efecto en paraísos fiscales como Panamá o las Antillas Holandesas y con las que consiguieron eludir al fisco.
Así consta en varios extractos bancarios incluidos en el sumario del caso Gürtel y en los que queda reflejado que en febrero de 2007 Correa había acumulado más de 15,4 millones de euros en una cuenta en el Credit Suisse, mientras que Crespo disponía de otros 1,3 millones en este mismo banco.
Los fondos de la cuenta de Correa se habían duplicado en menos de dos años, ya que en julio de 2005 contaba con apenas 6 millones de euros. Seguir leyendo Correa y Crespo evadieron a Suiza cerca de 17 millones de euros

Día mundial por la supresión de los paraísos fiscales

15 Abril 2010

ATTAC España

La reciente crisis financiera ha puesto de manifiesto una vez más el papel pernicioso que tienen los paraísos fiscales dentro de la economía mundial. De nuevo hemos podido observar que no se trata de un simple elemento más de la actual configuración económica, sino que por el contrario hablamos de un instrumento clave para el mantenimiento de un modelo de desarrollo que mundialmente se ha convenido en llamar neoliberal. Seguir leyendo Día mundial por la supresión de los paraísos fiscales