Pedro Sánchez amenaza a Podemos (en balde)

Fuente: Iniciativa Debate/Gonzalo Cortizo / Irene Castro | El Diario 18/06/2017

Compartir en Facebook

Compartir en Twitter

Pedro Sánchez: “Voy a trabajar para buscar una mayoría parlamentaria alternativa al PP”

Se cierra el círculo para llegar al mismo punto: Pedro Sánchez vuelve a ser secretario general del PSOE y repite su llamamiento para que Podemos y Ciudadanos superen sus vetos y formen parte de una alternativa al Gobierno del PP: “Pongámonos ya en marcha. Proponemos abrir un espacio de negociación y acuerdo con el resto de fuerzas de cambio en el Parlamento”, ha dicho un Sánchez que anuncia: “Trabajaré para conseguir una mayoría parlamentaria que cierre esta etapa negra de gobierno del Partido Popular”.

Sánchez ha anunciado su intención de crear una mesa de negociación en el Parlamento para diseñar una estrategia entre las ‘fuerzas del cambio’ que echen por tierra las propuestas del PP.

La idea se basa en la necesidad del nuevo PSOE de dar protagonismo parlamentario al primer líder de su historia que no es diputado. Esa será la principal dificultad de un Pedro Sánchez que tiene intención de hacer del Parlamento su centro de operaciones, a pesar de no tener derecho a voto en las sesiones plenarias.

Sánchez invita a Podemos y Ciudadanos al tiempo que les amenaza: “Si continúan los vetos, pediremos a los españoles que con su voto hagan que el cambio dependa de uno: el Partido Socialista”. Sus palabras han sido celebradas con gritos de “presidente, presidente”.

La intervención del líder socialista ha navegado en un doble nivel: la alusión a un acuerdo parlamentario y la referencia constante a un escenario electoral que, por ahora, nadie concibe en el corto plazo. “Vamos a volver a ganar las elecciones”, ha clamado el líder socialista. Como si ese escenario fuera real o parte de sus planes estratégicos.

Sánchez no ha hecho ni una sola referencia expresa a la posibilidad de una moción de censura como la que Podemos le plantea para después de verano. El reloj socialista vuelve a 2016: el líder de la formación se dibuja a sí mismo como el único capaz de encontrar un entendimiento entre lo que sigue denominando como “las fuerzas del cambio”.

En su discurso no han faltado las referencias a los que ocuparon las plazas hace seis años: “Me dirijo al 15M para decir que esa demanda de regeneración insatisfecha va a llegar, y vamos a trabajar con ellos para extirpar la corrupción. Somos la izquierda de gobierno, que tiene que hacer las cosas de manera seria, ambiciosa, serena”.

Compartir

Facebook
Twitter

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *