Objetivo “Extinción Rebelión”: “New Green Deal” y …

Fuente: https://tarcoteca.blogspot.com/2019/06/ / Global Research                                                                                                       jueves, 6 de junio de 2019

Objetivo “Extinción Rebelión”: “New Green Deal” y “Refundación el Capitalismo Global”

Artículo que disecciona a Extinción Rebelión y el movimiento atiende a las necesidades de los estados de dirigir y orquestar el cambio de paradigma ante los retos en ciernes: advenimiento de la crisis ecológica, crisis energéticas y varias crisis humanitarias. Estados y corporaciones pasan de ser responsables, culpables, de las mismas a ser Salvadores. Greenpeace, Verdes, WWF… hicieron su parte. Ahora le toca a los niños.

Los mecanismos de cambio de sistema ya están en marcha como pudieron experimentar en Francia los Gilet Jaunes. No es que el movimiento sea Disidencia Controlada, sino que son promovidos desde todos los estamentos sociales, económicos y políticos.

¿Es posible que las pretensiones globalistas se vean de nuevo impulsadas por la necesidad de hacer e imponer una transición productiva?

Salud! PHkl/tctca
_________________
Traducción tarcoteca – “Extinction Rebellion”, “Green New Deal” and the “Rebranding of Global Capitalism” – Global Research 3.6.2019


Es natural para las personas prestarse a la defensa del planeta Tierra una vez que tomada conciencia de las políticas ecocidas integradas en la globalización corporativa. De hecho, es la falta general de tal acción la que constituye la preocupación real para todos los que profundamente se preocupan por la salud y el bienestar del planeta y sus ocupantes.

Pero desde hace mucho tiempo, aquellos que tienen sus manos en las palancas de control de la vida cotidiana han demostrado ser extremadamente eficientes sintonizando con expresiones de resistencia y subvertirlas de manera encubierta para adaptar su monopolio al crecimiento económico sin restricciones, cueste lo que cueste .

El enfrentamiento entre Extinción Rebelión entre movimientos eco-activistas y una  altamente estructurada élite política de adquisición de riqueza claramente no ecológica, ha estado cada vez más en el ojo público recientemente.

Parece, a todos los efectos, que se tratara de dos campos con grandes diferencias ideológicas, que se enfrentan entre sí en las calles, en prensa y en las ondas.

Sin embargo, al observar detenidamente, se desprende que este no es el caso. Justo bajo la superficie hay un entrelazamiento que debemos comprender para saber qué está pasando realmente. Estoy agradecido a www.nowhere.news por mirar detrás de las bambalinas de los recientes eventos de alto perfil sucedidos en las calles de Londres y otros lugares y por sacar a la luz los detalles en gran parte ocultos de quién está detrás de estas acciones y lo que pretenden lograr.

En resumen, lo que se revela como el verdadero texto subyacente de estos “sucesos” es esencialmente un cruel engaño a decenas de miles de manifestantes, la mayoría de los cuales son jóvenes y están aparentemente haciendo presencia para desafiar al gobierno a causa de preocupaciones por el calentamiento global/ cambio climático. Personas cuya razón declarada para manifestarse es que no creen que se estén tomando medidas serias para mantener las emisiones de CO2 por debajo de 400 partes por millón.

Así que tratemos de deconstruir las múltiples capas de confusión que nublan el camino a la verdad en este asunto.

El IPCC
En primer lugar, la mayoría de los “activistas por la detención del calentamiento global / cambio climático” tienen un problema: nunca han cuestionado la narrativa del Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático IPCC, cuyo informe afirma categóricamente que la ciencia detrás de su pronóstico sobre el cambio climático es un hecho incontrovertible y más allá. discusión.

¿Por qué decenas de miles de personas, que supuestamente tienen poca o ninguna fe en el gobierno, no cuestionan en primer lugar lo que un panel gubernamental afirma ser un hecho indiscutible? Esta es la primera pregunta importante que necesita una respuesta clara.

No deberíamos tener que recordarnos que la mayoría de los gobiernos están en el bolsillo de las corporaciones y sus principales políticas nunca van en contra de la voluntad corporativa global. Aunque suelen disfrazarse para parecerlo.

En resumen, el IPCC, la industria y los climatólogos pagados por el gobierno quieren que la gente crea la cuidadosamente guionizada historia de calentamiento/cambio climático porque se puede ganar mucho dinero en producir en masa la infraestructura necesaria para transformar un régimen energético de combustibles fósiles de color marrón y negro en supuestamente el ‘Nuevo Trato Verde’, la Cuarta Revolución Industrial.

Algo que no encontraría resistencia por parte de la mayoría de los ecologistas urbanos y de ‘los verdes’, ya que todos los días se ahogan con los contaminantes del diesel, petróleo y carbón y, gracias al IPCC, consideran que la desaparición de los combustibles fósiles también es clave para “salvar el planeta”, no solo a ellos mismos.

Líderes de la nueva ola Verde

A continuación, parece que aquellos que emprenden acciones en primera línea dentro de organizaciones como Extinction Rebellion cometen el error de no investigar los antecedentes de aquellos que apoyan y lideran a la organización detrás del escenario, o en ocasiones, de manera bastante abierta.

En el caso de la Extinción Rebelión, los cofundadores y líderes principales son Gail Bradbrook, asistida por la abogada del cambio climático de la ONU Farhana Yamin, ambas con antecedentes con líneas de conexión directa a personas y organizaciones comprometidas con los objetivos opuestos a los de los manifestantes verdes siguiendo sus directivas de liderazgo.

Según las investigaciones de ‘Nowhere News’, Gail Bradbrook tiene un historial de trabajo con organizaciones elitistas de arriba abajo comprometidas con defender el status quo neoliberal capitalista [su compañia Citizens Online ofrece servicios en UK a Intituciones, BT o  Microsoft entre otros muchos]. Se la cita como una entusiasta partidaria de “Otpor”, organización financiada por el Fondo Nacional para la Democracia de los Estados Unidos NED, organismo estrechamente ligado a la promoción del gobierno estadounidense del cambio de régimen en todo el mundo.

Farhana Yamin es directora general de ‘Track O’, una empresa cuyos socios incluyen a la Fundación Rockefeller y Chatham House, donde también es miembro asociado. Chatham House, también conocido como el Real Instituto de Asuntos Internacionales, es quizás el principal laboratorio de ideas del hemisferio occidental.

Simplemente, ¿por qué los partidarios de la Extinción de la Rebelión van de la mano de personas tan claramente inapropiadas para liderar su movimiento?

Confusión y Desmotivación inducidas

Antes de responder a esto, me gustaría centrarme en cómo el gobierno está utilizando a estos casi líderes para confundir y desmotivar a todos aquellos que podrían, si están debidamente organizados y motivados, presentar un serio desafío a las prácticas ambientales globalistas verdaderamente destructivas que se desarrollan todos los días de nuestra vida a nuestro alrededor. Pero primero, por supuesto, los aspirantes a verdes de Extinción Rebelión tendrían que darse cuenta de que su “rebelión” nunca se sale de los límites impuestos de una agenda globalista. Pero en vez plantarse llegan a apoyarlo.

Los laboratorios de ideas secretos como los Bilderbergers y la Comisión Trilateral, están compuestos por figuras destacadas de entre otros los intereses bancarios globales, el complejo industrial militar, Big Pharma, Big Agro, Big Legal, Big Telecommunications, Big Energy y Big Media. Todos los cuales comparten un interés común en preservar y expandir sus imperios. Para hacer esto, necesitan estar una jugada por delante y siempre listos para infiltrarse en cualquier movimiento que pueda provocar un levantamiento más amplio que dirija el cambio en otra dirección.

Esto requiere una gran astucia y un bien desarrollado conocimiento de cómo engañar de tal manera que parezca que una está haciendo lo contrario de lo que pretende el engaño, es decir, promover soluciones pragmáticas a los problemas globales; la primera tarea de la que se hicieron responsables de crear en primer lugar.

Esto incluye el Cambio de Marca [Refundación o Rebranding] del capitalismo global como algo benigno e indispensable para la ecologización de la economía nacional y mundial.

Tal engaño es un procedimiento estándar, junto con la ya infame técnica de “dividir y conquistar”, para desviar la oposición hacia la agenda globalista expansionista. Sin embargo, como veremos, Extinction Rebellion no necesita mucho estímulo para atenerse a las reglas del juego, ya que lleva el sello oficial de “aprobado por el gobierno”.

En la última ronda de negociaciones que se llevó a cabo entre los representantes de la Extinción Rebelión y ministros del gobierno del Reino Unido, se informó que un activista ecologista increpó al Ministro de Medio Ambiente Michael Grove, diciendo que la economía actual es extractiva y, por lo tanto, la causa de muchas dificultades. La respuesta de Grove causó sorpresa, porque, en vez de negar este hecho, mostró cierta simpatía, afirmando que el gobierno estaba trabajando en una economía circular más radical que superase los escollos del factor extractivo.

Este es un ejemplo clásico de “reposicionamiento” para parecer que se está cumpliendo con las demandas de un movimiento popular ¡Al decir que el gobierno está realmente a la vanguardia del juego en su visión de un futuro mejor, más limpio y más brillante para todos!

Pero, ¿es alguien tan tonto para creerse que lo que el gobierno denomina “economía circular” sería así en realidad? ¿Implicaría realmente la redistribución del ingreso dentro de las comunidades de manera que se cierre la brecha de riqueza entre ricos y pobres?

Grove, como casi todos los ministros del gobierno, es un experto en el arte del engaño. En el mundo actual de la política depredadora, los ministros no mantienen sus trabajos por mucho tiempo si no se los ve sosteniendo la línea de sus amos: las corporaciones que proveen los fondos y dan las órdenes que los acompañan.

Lo que vemos en el alboroto de las ONGs repentinamente entusiasmados con las iniciativas de presión a los gobiernos para que respeten las cláusulas del acuerdo climático aprobadas en el ‘acuerdo sobre el clima de París’, no es en realidad una demanda de un cambio radical en la economía extractiva. Eso es algo que de hecho mandaría a la economía capitalista global a la enfermería; lo que sea que demandan estos manifestantes se parece más al juego de las sillas en la cubierta del Titanic.

El Green New Deal: un mundo de energía limpia

El Green New Deal, que parece estar estrechamente vinculado a Extinción Rebelión, hace propuestas que afirman ser la respuesta al ‘calentamiento global’ y ‘salvar al mundo’, pero se ha expuesto correctamente como una simple reinversión masiva del capital bancario global en El próximo gran golpe de energía corporativa después del carbón, el petróleo y el gas. Green New Deal se enorgullece de tener la capacidad de proporcionar miles de nuevos puestos de trabajo en la construcción de la próxima generación de megainfraestructura para garantizar la creación de un nuevo mundo de “energía limpia”.

Lo que se conoce como un mundo de energía limpia es lo siguiente: las “ciudades inteligentes” impulsadas por WiFi 5G; Automóviles sin conductor humano guiados por 5G ; Calles de microondas 5G sin árboles; Robots 5G que tomen el relevo de la gente en la fábrica y una red de vigilancia total satelital y terrestre 5G. Agregue a esto los placeres de una dieta de “alimentos limpios” hidropónicos y nanotécnicos más una toma casi total de la cadena alimentaria por parte de los veganos, con su final adjunto de granjas familiares que trabajan bajo sistemas de cultivos/ ganado mixtos rotativos sostenibles.

El Green New Deal, en su forma actual, conducirá directamente a una población mundial entre microondas y monitorizada, reducida a un estado de abyecta pobreza y esclavitud a los maestros de alta tecnología del Nuevo Orden Mundial.

Green New Deal está siendo promovido por líderes como el ex ministro de finanzas del movimiento DiEm 25 de Grecia, Yanis Veroufakis, la parlamentaria verde Caroline Lucas y … sí, Gail Bradbrook, líder de Extinción Rebelión.

La gran tragedia en todo esto es que decenas de miles de jóvenes idealistas, aparentemente motivados en hacer algo positivo por este planeta, no pueden ver que están siendo traicionados. Cooptado por el gobierno para vender su agenda de cambio climático respaldada por la industria; con sus impuestos de “cap and trade” [incentivos para reducir emisiones] e “impuesto al carbono” que sirven como lucrativas vacas de efectivo en beneficio del gobierno y la industria por igual.

Gail Bradbrook, recientemente fue entrevistada en Sky TV, declaró (en una conversación sobre el calentamiento global) que los asesores del gobierno del Reino Unido le habían dicho “Necesitamos que vosotros hagáis el trabajo”. Bien, uno no necesita investigar y probar la colusión entre el gobierno y los líderes del movimiento social llamado Extinción Rebelión, cuando es abiertamente admitida por su líder.

Francamente, esto es serio. Serio porque, en primer lugar, la presentación del cambio climático por parte del gobierno está plagada de inconsistencias y engaños. Y en segundo lugar, llega en un momento en que la mayoría de las personas capaces de pensar reconocen que los gobiernos, en la mayor parte del mundo occidental y más allá, no son representativos de la voluntad de la gente, sino de la voluntad de las corporaciones y de los banqueros multimillonarios.

Este es un hecho tan fundamental que no se puede entender cómo los movimientos y las organizaciones como Green New Deal, Extinction Rebellion y Climate Action, son todos liderados por personas marcadas por su estrecha afiliación al status quo neoliberal globalista, y se pueden seguir tomado en serio. Reitero “por cualquiera que aún pueda pensar”.

Recordemos las palabras de Albert Einstein “No podemos resolver nuestros problemas con el mismo pensamiento que usamos cuando los creamos”.

A pesar de la buena voluntad emocional generada por una Greta Thunberg cuidadosamente programada, y las contorsiones llevadas a cabo por el incomodador multimillonario Al Gore de ‘verdad incómoda’, todo lo que encontramos es un desenfoque más profundo de la agenda real que está siendo promulgada por los arquitectos del control del estado profundo/ Gobierno en la sombra. De un nuevo orden mundial supranacional, totalitario.

Mientras que las Naciones Unidas finge preocuparse del desarrollo sostenible, el Fondo Monetario Internacional finge preocuparse por la economía, el Banco Mundial finge preocuparse por los hambrientos, la Organización Mundial de la Salud finge preocuparse por la salud. Sin embargo, incluso mientras estas corruptas  organizaciones (y muchas más) se adueñan de nuestra supervivencia planetaria, demasiadas organizaciones activistas medioambientalistas permanecen paralizadas por la enorme e hipócrita falso argumentario del gobierno conocido como “calentamiento global”. Podría ser criticado por sacar a la luz esta “verdad inconveniente”, pero es necesario decirlo.

También me gustaría resaltar este hecho: es la máquina de guerra militar la que se ha identificado como que más contribuye a mayores niveles de contaminantes tóxicos en la biosfera.

Conclusiones

No hay duda de que el clima está cambiando y siendo cambiado. Es un hecho reconocido que nuestro clima planetario con frecuencia está siendo fabricado y manipulado por intervenciones militares de superpotencias, particularmente por agentes de los Estados Unidos. ¿Quién no ha visto el cielo surcado por los rastro de chorro de aerosol tóxicos de geoingeniería atmosféricas diseñados por estos criminales?

Como resultado directo de tales intervenciones, nuestro mundo tiene fiebre. Ella está volviendo más caliente y fría. Después de todo, nuestro planeta es Gaia, un ser vivo, y los seres vivos adquieren fiebre cuando sus cuerpos no pueden absorber más patógenos inductores de enfermedades.

Es muy significativo que los arquitectos del sistema de control central que tiene secuestrado a este mundo, hayan logrado que se hagan a un lado a un gran porcentaje de los que de otra manera habrían volcado sus energías en enfrentarse a la intervención militar de los ciclos climáticos naturales y otras intervenciones de brutalidad similar hacia la salud de nuestro planeta vivo.

Quisiera concluir este artículo revelando la agenda que ha sido más apartada de las proclamas de las Naciones Unidas y del Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático. Esta es la de la promoción de una visión de una sociedad descentralizada que promueve en realidad células socioeconómicas de la actividad creativa, benignas, locales y regionales. Actividades que alejen al mundo del acantilado capitalista globalizado y suicida.
[…]

En este momento, la visión que llevaría a la creación de una escala humana, comunidades autónomas, simplemente no se está considerando ni expresando. Tal vez porque la mayoría de los activistas verdes que se unen a organizaciones como Extinction Rebellion, son educados y educados en zonas urbanas; compran sus alimentos en supermercados y están preocupados por mantener los estilos de vida propios de la jungla urbana. Desafortunadamente, la mayoría no podía comenzar a imaginar los aspectos prácticos de la construcción de una nueva vida fuera de la carrera urbana.

La mayoría depende de las mismas corporaciones que exponen; La agenda materialista global que culpan del calentamiento planetario y el ecocidio global. En los entornos urbanos, nadie es independiente de una gran dependencia de los patrones económicos insostenibles, tóxicos y extractivos de la vida diaria.

Las personas atrapadas en esta forma de vida primero tienen que encontrar una salida, si quieren presentar una crítica significativa de sus fallas. Uno no puede evitar el viejo axioma “practique mientras predica”.

No se puede avanzar mientras uno apoya financieramente a quienes ataca. Aquellos que representan los intereses de los conglomerados de empresas multinacionales/ transnacionales que mantienen los estilos de vida inorgánicos. En otras palabras, uno tiene que comenzar un nuevo viaje que implica decir “no” a las compras en el supermercado, a la tienda de ropa deportiva ya la ropa de marca, a los depósitos de dinero en grandes bancos, a las cadenas de comida rápida, a los productos químicos para el hogar, etc.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *