La revolución d las princesas negras

Fuente: A Fondo, num 01/2017/eldiario.es

«Las personas afro no nos sentimos representadas, nos vemos diferentes. Apenas hay personajes negros en los cuentos y cuando aparecen suelen ser estereotipados, como si fuésemos una  caricatura», denuncia Alejandra Salmerón Ntutumu. Ella es murciana pero sus raíces llegan hasta Guinea Ecuatorial, donde nació su madre. Desde pequeña, Alejandra se dio cuenta de que aquellas princesas y heroínas de sus libros tenían poco que ver con la imagen que a ella le devolvía el espejo. «Si hay un libro que deseas leer, pero aún no se ha escrito, entonces debes escribirlo tú». Junto a la ilustradora, también afrodescendiente, Lydia Mba, ha puesto en marcha PotoPoto, un proyecto editorial que busca recuperar los cuentos olvidados de la comunidad afrodescendiente.

Su primer afrocuento se llama El viaje de Ilombe y narra las aventuras de una niña que va en busca de su madre a través de la selva. Todos los elementos de la historia – la ropa, la comida, las plantas, los animales– toman como referencia la cultura y tradiciones de las distintas etnias de Guinea Ecuatorial. También las ilustraciones. «Los rostros de los personajes se inspiran en la forma de las máscaras tradicionales guineanas, por eso son alargados,
angulosos y con mucho color», cuenta Lydia Mba. «Si no nos muestran imágenes que nos representen como somos, pensamos que lo bonito es lo otro», reconoce Lydia Mba. «Es lo que ocurre con el cabello afro. Muchas niñas y mujeres se alisan el pelo por vergüenza, piensan que tener un pelo así es feo y lo identifican con un bajo nivel social».
Su deseo es, expandirse poco a poco, crear nuevos afrocuentos e inspirar a otros autores afrodescendientes a seguir sus pasos. En definitiva, empezar a mostrar que el mundo es más diverso y que esa diversidad nos enriquece.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *