España prestó apoyo logístico al ataque contra Siria

Fuente: https://forocontralaguerra.org/http://telegra.ph/El País/RT/redcom                                                                                                                           

Dos aviones cisterna de EEUU apoyaron el ataque desde Zaragoza. El destructor USS Donald Cook, con base en Rota, lanzó misiles Tomahawk contra Siria

El primero de los ataques, ocurrido cerca de Damasco. Foto: RT.

España prestó apoyo logístico al ataque contra instalaciones militares siras amparada en la justificación del supuesto ataque químico en Duma.

Al Reino de España no le ha importado si se han encontrado pruebas contundentes que demuestren los dichos de Donald Trump, de la May o de Macron, sobre el supuesto ataque para dar la orden que permitió a dos aviones cisterna norteamericanos, que despegaron desde Zaragoza, facilitar combustible en vuelo a bombarderos que participaron en la operación.

Además, el USS Donald Cook (DDG-75), uno de los cuatro destructores estadounidenses desplegados en la base naval de Rota (Cádiz), lanzó decenas de misiles de crucero Tomahawk desde aguas del Mediterráneo oriental.

Los KC-130 estadounidenses están habitualmente estacionados en la base de Morón de la Frontera, pero recientemente se trasladaron a Zaragoza debido a las obras que se están realizando en la instalación sevillana. Por eso salieron de la base aragonesa, donde ya no hay presencia militar estadounidense, para reabastecer de combustible en vuelo sobre el Mediterráneo a bombarderos en ruta hacia Siria.

Por su parte, el USS Donald Cook, desplegado en la base gaditana desde febrero de 2014, se encuentra desde hace semanas en el Mediterráneo oriental. El pasado 9 de abril zarpó de Larnaca (Chipre), tras una escala de cuatro días, mientras que entre 22 y el 27 de marzo visitó el puerto israelí de Haifa.

No es la primera vez que destructores basados en Rota participan en un ataque contra el régimen sirio. Ya en abril del año pasado el USS Ross y el USS Porter lanzaron 59 misiles Tomahawk contra la base de Shayrat, también en represalia por el uso de armas químicas por el régimen de Damasco.

El Régimen de Rajoy ha dado su apoyo al ataque a través de un comunicado del Ministerio de Asuntos Exteriores en el que aseguró que se trata de:

“… Una acción limitada en su objetivo y medios y, por ello, es una respuesta legítima y proporcionada” ante “la utilización, una vez más, de armas químicas por el régimen sirio contra la población civil…”

En Zamora, el Neo-Dictador Rajoy, ha asegurado que España ha sido informada con antelación de la acción militar por sus aliados, al contrario de lo que sucedió el año pasado, y ha añadido que, aunque “evidentemente” prefiere “una acción concertada internacional”, el uso de armas químicas es “un crimen contra la humanidad” -sin tener presente el apoyo de España a los crímenes de lesa humanidad que el Regimen Saudí lleva adelante en Yemen desde hace tres años- y “los ataques contra la población indefensa, contra mujeres y niños, no pueden quedar sin respuesta”.

El Ministerio de Defensa español admitió que durante los últimos días la Administración estadounidense ha informado sobre el devenir de los acontecimientos al secretario general de Política de Defensa, almirante Juan Francisco Martínez Núñez, a través del Comité Conjunto Permanente y del Comité Bilateral de Alto Nivel. El mismo viernes, el Pentágono avisó al jefe del Estado Mayor de la Defensa, general Fernando Alejandre, mientras que la ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, habló con su homóloga francesa, Florence Parly.

Cospedal se quejó, tras el ataque de abril del año pasado, de que España no fuese informada con antelación, a pesar de que dos destructores con base en Rota participaron en el lanzamiento de misiles sobre Siria. En esta ocasión la consulta era obligada, pues el Gobierno tuvo que autorizar la salida de los aviones cisterna desde Zaragoza.

A través de un mensaje de Twitter, el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha pedido “respeto a la legalidad internacional y a las resoluciones de Naciones Unidas” y ha subrayado que las víctimas del conflicto “siempre inocentes” necesitan del “compromiso de la comunidad internacional a través del diálogo y la negociación”. El secretario de Relaciones Internacionales del PSOE, Héctor Gómez, ha agregado que lo “deseable” hubiera sido esperar a la investigación de la Organización para la Prohibición de Armas Químicas (OPAQ) para articular una respuesta de la comunidad internacional.

Por su parte, el líder de Podemos, Pablo Iglesias, ha condenado “el ataque de Trump y sus aliados”. que “ignora” a la ONU y “desprecia la legalidad internacional”. “¿Qué opina nuestro Gobierno? ¿Y Cs? ¿Nos van a contar que Trump busca la paz?”, se pregunta Iglesias en un tuit que concluye con un “No a la guerra”.

Por el contrario, como era de esperar, el secretario general de Ciudadanos, José Manuel Villegas, ha defendido el ataque, alegando que “ha tenido el aval de la OTAN” y que “no se puede seguir permitiendo que se produzca un genocidio con armas químicas sobre la población civil”.

Veremos si en estos días hay una posición mucho más contundente que la simple volatilidad de las palabras electoralistas, por parte de estos personajes disfrazados de políticos. Una acciorar inamovible, frente al apoyo incondicional de España hacia los EEUU en el ataque a Siria, y en la venta de armas -por parte del gobierno de Rajoy- a sus socios genocidas saudíes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *