El ministro de la represión colonial ha estado en Alemania.

Fuente:   https://frenteantiimperialista.org/blog/2018/12/04/Ramón Pedregal Casanova                                                                                           4 diciembre, 2018 

 “En efecto, los palestinos todavía no han recibido nada. Llevan años oyendo bienintencionadas declaraciones y promesas. Ya las tienen todas, pero siguen sin tener una tierra y una casa.”

Del libro “Cristo con un fusil al hombro”. Autor: Ryszard Kapuscinski.

Viernes tras viernes la Gran Marcha por el Retorno a Palestina y contra el bloqueo a Gaza continúa, y Palestinos y Palestinas de todas las edades caen muertos y heridos, y tan sólo reclaman el derecho reconocido en Naciones Unidas a volver a su tierra y a su casa. Respecto a ésto Kapuscinski declara en el libro mencionado: “ En opinión de los fedayines, (resistentes palestinos) por más resoluciones que dicte la ONU, ninguna resolverá el problema palestino. Las resoluciones están llenas de palabras abstractas, mientras que todos ellos aspiran a un objetivo bien concreto: volver a casa.”

El régimen colonial israelí mata cuanto puede para impedirles el paso y el cumplimiento de tal derecho. La ONU dice escandalizarse, y los gobiernos europeos y de grandes potencias sobre todo, regatean con el lenguaje y falsean la realidad, o aceptan la visita y las reprimendas de miembros dirigentes del ente colonial, como si los gobernantes de los países a los que van fuesen gobernadores puestos a dedo por ellos.

El ejemplo último lo ha dado, con toda la vanidad y arrogancia propia del ganster, el ministro de la represión colonial en Palestina, el sionazi Guilad Erdán, que en estos días pasados viajó, libremente, a Alemania, él, bajo cuyo mando se hacen prisioneros a niños y niñas y se los encarcela para amedrentar a las familias, atormentar a los padres y madres palestinas, con el fin de torturar a unos y otros en todos los ámbitos y doblegar la Resistencia al ocupante.

El jefe de la represión pidió en Frankfurt que el gobierno de ese país y la UE se sumasen a las sanciones impuestas a Irán y abandonasen el acuerdo nuclear. La medida persigue ir completando el plan imperial para Oriente Medio, el que Trump anunció como Acuerdo del Siglo, plan del que forma parte lo que bajo la responsabilidad de éste sujeto, Gilad Erdán, se lleva a cabo en Palestina cuya finalidad es arruinar a la población, derrotarla, someter a un país tras otro y hacer del ente israelí el nuevo imperio colonial de la zona.

Guilad Erdán, como su régimen, incumple todas y cada una de las Resoluciones y Mandatos Internacionales con los derechos de la población en general y los y las Prisioneras en particular, y a pesar de eso, como vemos, encuentra tribunas a las que subir para dar la vuelta a los Derechos Humanos y a la Ley Internacional, a la razón y a la justicia. A estas alturas Guilad Erdán ha dejado huella del más puro terrorismo, ha desatado una campaña para que el régimen colonial se emplee en los asesinatos selectivos, quiere decirse asesinar a líderes sociales y políticos palestinos, a quienes son reconocidos por el pueblo palestino como sus representantes más fidedignos. Tras la intención del ministro policía ha hablado el coronel Roy Levi que indicó el propósito que tiene de asesinar al dirigente de Hizbullah Hassan Nasrala, para debilitar a El Libano y poder someterlo después en una guerra que el ente israelí desataría. ¿Personajes como éstos son los que Europa respeta y deja pasearse por sus ciudades?.

Pero Guilad Erdán cuenta en su haber numerosísimos actos que fomentan el terrorismo: es el que ha aprobado más reglamentos y leyes para que los colonos sionazis, enviados y establecidos en asentamientos coloniales en territorio robado a Palestina adquieran todo tipo de armamento con el que aumentar la presión sobre el Pueblo Palestino. El número de colonos en esas circunstancia asciende a 600.000, ¿sabemos lo que significa semejante ejército?. En octubre pasado la diputada Aida Touma Suleiman, parlamentaria por la Lista Conjunta árabe-israelí, denunció que el reparto de armas entre los colonos formaba parte del plan del régimen sionista “para realizar ejecuciones en cualquier momento que los israelíes quieran decir que se sienten amenazados. Armar a éstos individuos en nombre del derecho a la legítima defensa quiere decir incitar a matar al pueblo palestino.” A ese propósito de realizar asesinatos selectivos y generales del régimen colonial,  hay que sumar el que en los colegios se enseña a los niños y niñas bajo el sionazismo a usar armas, y en ocasiones ha salido a la luz que hacen ejercicios de tiro  sobre figuras ataviadas con el pañuelo palestino. En “Nómadas. Revista Crítica de Ciencias Sociales y Jurídicas”, en el documento titulado “Las Leyes de Israel: Democrácia teórica y racismo práctico, el profesor Ayman Mohamme Qasem Alshboul, de la Facultad de Arqueología y Antropología, Yarmouk University, Jordan-Irbid, recoge la declaración de Yashaia Ibn Furaat, que dice: “desde los siete años me han formado y enseñado en el arte militar para ocupar Palestina. He vivido en Austria con el convencimiento de que llegaría el día en que ocupáramos Palestina por la fuerza. Y me han educado para despreciar a los árabes y han sembrado en mí la fe de que la tierra de Palestina es nuestra y que los árabes residentes pueden seguir viviendo allí si no nos molestan y si nos lo hacen los echamos fuera. Cuando emigré a Palestina viví en un Kibbutz, allí no me educaron para respetar a los árabes y no sembraron en mi el sentimiento de que árabes y judíos podemos vivir juntos. El pensamiento implícito y explícito era que los árabes emigrarían o marcharían y nosotros nos quedaríamos”. Guilad Erdán se ha formado bajo esas enseñanzas y ahora es Ministro de Seguridad. Inculcar el odio a los palestinos, el racismo, la xenofobia, inculcar la idea de ser los elegidos de Dios por lo que se tiene derecho a asesinar selectívamente o de forma general, ¿es admisible? ¿por qué los gobiernos europeos dan tribuna en Frankfurt a semejante individuo y escuchan sin rechistar su reprimenda en la que exige que se sumen todos a sus consignas? ¿es lo que debe hacer la UE, empezando por Alemania?.

Guilad Erdán no se conforma con que el ultraderechista Trump y sus jefes impongan sanciones a Irán, él quiere que se ataque al país persa de tal forma que desaparezca; quiere decir que va más allá, su propósito criminal se conecta con Hirosima.

En otro nivel vemos que asume el terrorismo como norma de conducta también para cualquiera que denuncie lo que es Israel. Pretende ser también el policía sionazi para el mundo, un ejemplo: ha emprendido una campaña contra el BDS, el movimiento pacifista internacional que pretende explicar lo que hace el régimen sionazi en Palestina, y pedir a los gobiernos que asuman sus compromisos con las leyes internacionales y realicen boicot, desinviertan y sancionen a Israel.

En su paranoia de persecución para asesinar, Gilad Erdán ha amenazado a las organizaciones humanitarias diciendo: “las organizaciones boicoteadoras deben saber que el Estado de Israel las va a parar,” y se ha puesto a perseguir a los miembros del BDS dentro y fuera de Palestina, y por añadidura a quien tenga en su lista como miembro de la solidaridad con el Pueblo Palestino.

Hablando de cárceles, el Ministro de la Seguridad, Gilad Erdán, es el carcelero mayor, tiene a 6.500 prisioneros palestinos, y se cuentan por medio millar las mujeres y otras tantas niñas y niños, además de 18 parlamentarios palestinos.

Observe que no me refiero en ésta ocasión a los asesinatos que a diario cometen sus esbirros en Palestina ocupada o en Gaza, aparte de los crímenes que cometen los viernes de cada mes en la Gran Marcha para el Retorno, recuerde que desde el 30 de Marzo hasta hoy son ya 225 muertos y más de 24.000 heridos Palestinos y Palestinas, y ni un sionazi ni muerto ni herido, y observe que los gobiernos europeos, la UE, no ha hecho el más mínimo gesto para impedirlo, y se le da un púlpito a Gilad Erdán en Alemania para que los aleccione.

Sigamos para terminar con un par de menciones al pasado inmediato de éste personaje amenazador, dos casos que han sido públicos y recogidos en forma y medios nada sospechosos de antisionismo: el 13 de junio de 2017, Amnistía Internacional hace público el secuestro del profesor Palestino Ahmad Qatamesh. La organización internacional denunciaba su caso declarando que había sido encarcelado sin acusación ni juicio. El comandante jefe militar de los territorios ocupados dictó la orden de captura y en mitad de la noche, a las 4 de la madrugada, entre 40 y 50 mercenarios asaltaron su casa derribando las puertas, a la vez que asaltaban las de los vecinos para paralizar a todos, no lo encontraron y fueron a casa de los familiares llevándolos como escudos humanos hasta la casa donde estaba el profesor. Desde allí le arrastraron y le metieron en prisión. Qatamesh lo que hacia era escribir contra y comentar críticamente la ocupación colonial. También se mostraba crítico con la división entre las organizaciones palestinas y se manifestaba contra la traición que significaba Oslo, con lo que los negociadores de la ANP entregaron parte de los territorios Palestinos al ente sionazi para su control, además de comprometerse a ejercer para éste labores policiales, osea ponerse a las órdenes de Gilad Erdán.

El profesor Ahmad Qatamesh es un ejemplo de lo que es la mayoría de los Palestinos, como esa mayoría ha sufrido otros secuestros y torturas, y porque es una personalidad conocida Amnistía lo acogió como prisionero de conciencia. En la denuncia de Amnistía Internacional se pedía ayuda para el prisionero, y hacía una llamada general para que se mandasen escritos a la dirección de Gilad Erdán, responsable máximo de la represión en Palestina, allí se daba la dirección a la que dirigirse: Gilad Erdán. Kiryat Hamemshala. PO Box 18182. Jerusalén 91181, Israel. Fax: +97225847872. Correo-e: gerdan@knesset.gov.il

El documento de Amnistía Internacional se encuentra en: http://www.amnesty.org/dowload/Documents/MDE1564852017SPANIH.pdf

¿Qué dice Gilad Erdán de los prisioneros como Amad Qatamesh?: “son terroristas y asesinos encerrados que reciben lo que se merecen.” Los colonialistas siempre declaran terroristas a quienes luchan por la libertad de su pueblo y su patria, un caso bien conocido es el de Mandela.

El Ministro de Seguridad del ente sionazi, incumpliendo una vez más los Acuerdos Internacionales, es el que ha dado la orden para que los prisioneros Palestinos no reciban visitas si no son familiares de primer grado, y en ocasiones ni eso, de que no puedan hablar por teléfono, que no puedan recibir visitas de sus abogados si no es con una cristalera por medio, que no puedan acceder a cursos, ni encontrarse con sus esposas o maridos, y los niños y niñas tampoco vean a sus padres.

Pero no es sólo la crueldad una característica de éste indivíduo que dice a los gobiernos europeos lo que tienen que hacer en política internacional, él, Gilad Erdán, tiene claro que está por encima del mundo, para terminar, aquí les dejo la segunda muestra a que me refería: ¿recuerdan la guerra que declaró Israel a Gaza que denominaron “Plomo fundido” (27 de diciembre de 2008-18 enero de 2009) en la que asesinaron a más de 1400 Palestinos y destruyeron hospitales, escuelas, barrios enteros, centrales de energía eléctrica, potabilizadoras de agua, embarcaciones de pesca, etc?, la ONU acusó a Israel de crímenes de guerra, y ¿qué pasó?. Pues tras semejante crimen, en 2009 Gilad Erdán era Ministro de Medio Ambiente, y Obama habló a Netanyahu de conseguir la paz en la zona, Netanyahu respondió que “el gobierno israelí está comprometido en ello”, pero Gilad Erdán respondió con su ira: “Israel no recibe órdenes del presidente Obama. El gobierno de Israel sólo actuará en función de los intereses de Israel.”

¿Qué hacen los gobiernos europeos cediendo un micrófono a Gilad Erdán, saboteador, otro más, de todas las leyes humanitarias, los Acuerdos Internacionales, que incluyen el derecho al Retorno del Pueblo Palestino a su tierra y a su casa?. Recuérdese lo que dice Kapuscinski:“ En opinión de los fedayines, (resistentes palestinos) por más resoluciones que dicte la ONU, ninguna resolverá el problema palestino. Las resoluciones están llenas de palabras abstractas, mientras que todos ellos aspiran a un objetivo bien concreto: volver a casa.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *