El banco del PSOE

Fuente: https://www.elsaltodiario.com/elecciones-10n/banco-psoe                                                                                                                       CARMELA NEGRETE                                                                                        2019-11-06 06:00

El partido socialdemócrata desvirtúa los microcréditos creados por Podemos al ofrecer a sus prestamistas intereses más altos que los de las entidades financieras.

Psoe sede Ferraz

Merchandising electoral en la sede del PSOE en Madrid. Foto: PSOE

Frente al bloqueo político Pedro Sánchez propone una solución que suena a más de lo mismo y a meses de negociación infructuosa: quiere gobernar en solitario, algo que en este momento parece más que improbable. Su partido, sin embargo, ofrece algo más: a todos aquellos que les presten dinero prometen devolverles la cantidad prestada con un 2,5% TAE de intereses en el periodo de tan solo un año. Una oferta que no se puede encontrar en ninguna sucursal bancaria.

“El actual plan de microcréditos”, asegura el PSOE, le ayudará “a financiar parte de la campaña electoral”. La palabra “parte” es aquí fundamental, ya que la formación también recurre a los bancos, pero consigue con esta invención crear la ilusión de que el partido es financiado por todos los que aportan unos cuantos cientos de euros, emulando la transparencia de Unidas Podemos. El negocio es redondo: si una le presta al PSOE 5.000 euros, en 2020 recibiría 125 más.

La oferta del partido es legal en base al artículo 130 de la ley electoral. El profesor de Derecho Constitucional de la Universidad de Sevilla Joaquin Urías señala a El Salto que, aunque no es experto en derecho financiero, no cree que haya problema “en que quién recibe un préstamo ofrezca determinadas condiciones”. Además, recuerda que el PSOE, en este caso, “no actúa como entidad financiera porque no ofrece préstamos, sino que los recibe” y que desde el punto de vista de la campaña electoral “solo será necesario que identifique a los prestadores en los casos previstos por la ley”.

Urías indica que los partidos suelen pedir dinero a los bancos para estos fines y lo devuelven con intereses, y recuerda que fue Podemos quien creó la fórmula de los microcréditos como forma de financiación. “Habría que preguntar si Podemos devuelve los microcréditos con intereses o no”, añade.

“LOS INTERESES LOS PAGAN TODOS” 

Desde Unidas Podemos aseguran no conceder interés por los microcréditos que recibe el partido porque la formación morada entiende “este proceso como una forma voluntaria de la gente de participar en la campaña”, más allá de réditos económicos. Al conceder intereses, estos se contabilizan como gastos electorales de los partidos, por lo que evitan de ese modo “que sea subvencionado, ahorrando dinero al tesoro público”.La idea detrás de los microcréditos que Podemos introdujo para financiar la publicidad del partido en 2014 estaba ligada al rechazo de que “los partidos se financien pidiendo créditos a los bancos, porque los intereses están subvencionados también con dinero de todos y todas”, señalan desde la formación.

Asimismo, aseguran que la relación de los partidos con los bancos generada a raíz de los préstamos que les conceden les lleva a no defender los derechos de los ciudadanos de una forma adecuada y remiten al punto 11 del programa del partido, en el que reclama la devolución de “los 60.000 millones de euros que nos deben a todos y a todas” a raíz del rescate a las entidades bancarias. Además, exigen que el Instituto de Crédito Oficial sirva “para apoyar a nuestro tejido productivo” y no para “financiar las campañas de algunos partidos”.

El economista Eduardo Garzón Espinosa explica a El Salto que los microcréditos con intereses del PSOE —que no es quien presta el dinero, sino que se limita a devolverlo con intereses— son “una estrategia que llama mucho la atención, porque son préstamos que ofrecen una rentabilidad muy elevada (el 2,5%) en comparación con las alternativas de inversión financiera que existen en la actualidad”.

Garzón indica que “los prestamistas tendrían que tributar como rentas del capital con retenciones del 19% a cuenta practicadas e ingresadas por el PSOE retenedor”, algo de lo que el PSOE no habla y que podría ser un vacío legal por la novedad de la fórmula de la microfinanciación. El economista cree, sin embargo, que, más allá de la legalidad, “el problema importante es de carácter ético: un partido político vendiendo ‘rentabilidad’ durante la campaña electoral es algo muy delicado. ¿Y si el resto de partidos se pusiera a competir?”.

Haz posible un medio radicalmente diferente

Creemos que la única forma de hacer un periodismo diferente es funcionar de forma diferente.

Por eso, el 70% de nuestra financiación viene de las socias y socios. Y el resto, de publicidad ética y ventas. Por eso, no tenemos directores, nadie cobra más y no permitimos contenidos patrocinados. Por eso, la propiedad de El Salto es colectiva.

Somos un medio con principios. Y también con un fin: cambiarlo todo. Contigo podemos conseguirlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *